Publicidad
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

El Rayo Majadahonda no pudo pasar del empate ante un buen Celta B en un encuentro desigual en el que los madrileños merecieron, sobre todo en el primer acto, algún gol a favor. Se toparon con una buena defensa y con un arquero que le puso los guantes a casi todo intento rayista. Luego los celtiñas fueron capaces de reescribir el guión del encuentro y firmar una segunda mitad más equilibrada que les permite sumar tres jornadas de imbatibilidad.

En el primer cuarto de hora ya había hecho los méritos necesarios para adelantarse, le había faltado precisión porque el resto lo había encontrado: la voluntad de los celtiñas de querer jugar y dejar jugar, la profundidad por banda derecha y el buen trabajo en medio de sus dos organizadores. El partido apuntaba maneras porque los arlequinados (el celta vestía de rojo y blanco estilo Sabadell) también querían proponer con la pelota. Lo que pasó en esos primeros compases es que faltó tino para el último pase a los visitantes, para la definición en los locales.

El duelo se desequilibró porque los mediocentros majariegos se asentaron detrás impidiendo la creación gallega y el peligro se instaló en el área de Campos que puso una mano disparo de Borja sencillamente espectacular, en el córner siguiente Mario remató un pelín alto. El Majadahonda encerraba al Celta en su área y generaba suficiente peligro con un pequeño inconveniente: el portero rival: el vasco se mostró infalible por tierra y aire sosteniendo a su equipo cuando los peloteros gallegos fueron deglutidos por la maraña generada por el medio campo albiazul. El Majadahonda hacía correctamente sus deberes y aún así se iba al descanso sin desvirgar la portería rival.

La mejor administración del balón en el arranque del segundo acto permitió a los vigueses llevar el partido más lejos de su área e incluso poner en alerta a Champagne con algún lanzamiento lejano que mostraba no tanto peligro como otra disposición de los de Onésimo. Duró un cuarto de hora la intentona porque el Majadahonda amparado en los cambios recuperó el dominio del encuentro aunque no con la consistencia ofensiva del primer periodo. De hecho la mejor ocasión la tuvo en su cabeza Fabricio tras una falta que pilló con el pie cambiado a la defensiva local, el brasileño entregó mansamente el balón al portero local con todo a favor.

A la contra no se manejó tan sueltamente el Rayo entre otras razones porque el buen trabajo del danés Holsgrove en medio campo visitante permitía a éstos que las pérdidas fueran en campo majariego casi siempre con lo que el espacio para la revuelta se hacía bastante grande. Otro buen disparo de Raúl Sánchez nos devolvió a la realidad del mejor del partido: el portero de Celta B. Los buenos movimientos en el espacio de Mawi no se tradujeron en algo tangible, ni tampoco el balón parado que permitió a Bassirou encontrar un balón suelto en el área que puso en el parking del Cerro. La fe de los majariegos no cesó nunca pero ya con el final del encuentro en el horizonte ambos quisieron guardar el punto que les permite seguir a ambos en los puestos altos de la tabla.

RAYO MAJADAHONDA: Champagne; Borja González, Álvaro, Casado, Osei (Manny 82′); Mario (A) (Albiach 70′), Bernal, Juanjo (Iturraspe 60′); Javi Gómez (Mawi 60′ (A)), Rubén Sánchez (Bassirou 82′) y Raúl Sánchez.
CELTA B:
Gaizka Campos; Castro (A) (Carrique 60′), Alex, Carlos Domínguez, Pampín; Carbonell, Holsgrove; Alfon (Beitia 81′), Cedric (Medrano 60′), Javi Gómez (Miguel 74′); y Gabri Veiga (Fabricio 60′).
GOLES No hubo.
ÁRBITRO Palencia Caballero
INCIDENCIAS Cerro del Espino, unos 500 espectadores
Los Importantes 2021/2022
RAYO MAJADAHONDA
3.
2. Raúl Sánchez
1. Casado
E: Abel Gómez 2

 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Publicidad

1 COMENTARIO

Responder a Pinteño_Rojinegro Cancelar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí