Publicidad
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Dicen que lo bueno se hace esperar, y buena cuenta de ello es el Grupo 2 de la Copa RFFM. Tras aplazarse los dos primeros partidos del grupo por positivos por Coronavirus, doce goles se han visto en sus dos partidos. En el partido que nos atañe, siete se vieron a través de la valla del fondo del Campo 4 de la Ciudad Deportiva, a la que por cierto el Rayo Vallecano no dio acceso ni a los medios de la propia RFFM, ni de la RSD Alcalá.

El partido tuvo una mitad para cada equipo. De inicio mandó el filial vallecano, con más balón y criterio del juego. Aunque lo intentaban, el balón les duraba muy poco a los rojillos, ante un Rayo B al que se le notaba muy poco que apenas lleva dos semanas entrenando. El cuadro de Ángel Dongil movía con criterio y calidad el balón, y fruto de ello llegó su tempranero primer tanto. Tras jugada personal, Cano puso el balón al segundo palo, donde apareció libre de marca Molina, que con un gran cabezazo, hizo el primero por toda la escuadra.
El tanto hizo crecer a los vallecanos, que creció en su juego, aunque el Alcalá hacía daño a balón parado. Sin que el cancerbero local tuviera que intervenir, pero creando peligro.

Mediado el segundo tiempo, cuando parecía que el cuadro complutense empezaba a entonarse, llegó el segundo tanto local. De nuevo tras una nueva jugada personal por la banda diestra, en esta ocasión de Manu Navarro, que finalizó despejando Degre. Pero pera mala suerte del joven cancerbero alcalaíno, el balón fue a estrellarse en Boigues, entrando directamente con el rebote.

Tras el segundo tanto local, el ritmo decayó un poco. No perdió intensidad, pero el balón si circulaba más lento. Ninguno de los dos equipos pisaba mucho el área contraria, bajo el control del Rayo B, que a través del balón quiso darle más pausa al juego. Esto derivó en que el filial no volviera a crear peligro sobre el área rival. Por su parte, los rojillos (vestidos de azul), pudieron recortar distancias por mediación de un buen cabezazo de Rober que repelió Luis del Ramo a córner. Un córner en el que también pudo anotar Pancorbo.

La segunda mitad comenzó con cambios. Ángel Dongil retiró a Cano y Molina por Echarri y Aguirre; mientras que Jorge Martín de San Pablo dio entrada a Hervías por Pradillos.

Rápidamente recortaron distancias los cervantinos. A los dos minutos, tras un córner, García Padilla decretó la pena máxima por agarrón sobre el visitante Gonzalo. El encargado de ejecutarla fue Malote, que engañando a Luis del Ramo, hizo el dos a uno.

El gol hizo meterse en el partido a los visitantes, aunque les costó hacerse con la manija del partido. De hecho, hasta que comenzó el carrusel de cambios, no se hicieron con el peso del choque los complutenses. Y hasta mediado el mismo, no lograron equilibrar de nuevo el marcador. Y tuvo que ser un futbolista salido de la cantera de la franja. Shafa remató desde fuera del área, cerca de la semiluna, por alto, ajustando el balón al larguero, por el medio; paseándose el esférico por toda la curva que hace la red.

Pero poco le duró la alegría al equipo visitante. En apenas tres minutos, Marc Echarri que acababa de entrar, hizo el 3-2, en el que fue el gol de la mañana. Tras un buen centro por la banda zurda, el delantero del filial introdujo el balón en la portería rival, tras hacer una chilena, colando el balón cerca de la escuadra zurda de Degre. Pero cinco minutos después, Izan reestableció de nuevo las tablas. Aunque poco antes el filial tuvo el cuarto, fue el ex del Torrejón el que si logró acertar con la portería rival. Sin dejarla caer, Izan cruzó el balón raso, cerca del segundo palo, tras recibir un buen balón de Malote en un contragolpe.

Con el 3-3, parecía que el ritmo del partido iba a decaer, y que no se verían más goles. Los dos equipos tuvieron algo más de prudencia a la hora de jugar, aunque sin meterse atrás y mucho menos sin perder de vista la portería contraria. Sin embargo, no lograban crear ocasiones como antes, aunque a cinco para el final, Marc Echarri cerró el marcador. El que fuera pichichi del filial el pasado curso, certificó su doblete, tras rematar con la testa un córner botado desde el perfil zurdo del ataque de los suyos.

Pero no acabó ahí el partido, puesto que en el último minuto del tiempo de prolongación, Luis del Ramo tuvo que salvar a los suyos del empate. Alamancos remató desde fuera del área, con dirección a la escuadra. Todo apuntaba a que el buen espectáculo de la mañana se cerraría con un golazo; hasta que voló a la escuadra Luis del Ramo, para meter una mano salvadora para los suyos, con la que acabó el partido.

RAYO VALLECANO B
Luis del Ramo; Luis Aguado (A), Carlos Hernández (Fariña 62’), Arratia, Jorge, Manu Navarro (Asier 62’), Boigues (A), Iván Sánchez, Cano (Marc Echarri 46’), Iván García (Raul Ruiz 62’) y Molina (Aguirre 46’).
ALCALÁ
Degre; Huelves, Rafael, Pancorbo, Benítez (A) (Murci 65’); Sergio Jerez (Izan 65’), Gonzalo Rodríguez (A), Malote (Alamancos 75’), Shafa (Hugo 84’); Rober y Pradillos (Hervías 46’) (A).
GOLES 1-0 Molina (10’); 2-0 Boiges (26’); 2-1 Malote (penalti); 2-2 Shafa (65’); 3-2 Marc Echarri (68’); 3-3 Izan (74’); 4-3 Marc Echarri (85’).
ÁRBITRO García Padilla.
INCIDENCIAS Ciudad Deportiva Fundación Rayo Vallecano, campo 4. Partido a puerta cerrada.
Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí