Publicidad

Informa: Isma Corregidor

El Móstoles sigue imparable. El conjunto de Víctor González (que no pierde desde la primera jornada) acumula ocho victorias consecutivas, que, aunque sea de forma provisional, le deja a un punto del ascenso directo. Además, en los últimos partidos, se está acostumbrando el equipo azulón a golear a sus rivales. Su última víctima ha sido un Rayo Vallecano B paupérrimo, que es todo lo contrario, y que va cuesta abajo y sin frenos.

En Vallecas el Móstoles dio sensación e imagen de equipo campeón. Muy sólido, sin conceder nada al rival, sabiendo cuándo hacerle daño. Y porqué no, con la llamada “suerte del campeón”, aunque en esta ocasión nadie puede poner un solo pero a la goleada mostoleña. Pero si es cierto que los de El Soto lograron cuatro goles de esos llamados psicológicos: en los primeros minutos y en los últimos de cada tiempo.

La mejor arma azulona en este partido fue el balón parado, en lo que también fue una muestra del desastre de partido que hizo el Rayo B. Y es que cuando todavía estaba entrando el poco público que acudió al partido -el nivel organizativo del Rayo Vallecano una vez más dejó mucho que desear-, Leitón logró el primer tanto de la tarde. Al correr del cuarto minuto, Cidoncha botó un córner a la izquierda de Mario Ramos, que el lateral envió al fondo de la red con la testa, a la altura del primer palo, rematando libre tras una buena serie de movimientos azulones.

No había dado tiempo tan siquiera a tantear por donde iba a ir el plan de partido de unos y otros, y los visitantes ya iban por delante en el marcador, por lo que no sabemos a ciencia exacta si el plan de Víctor González era el mismo que se vio. Y es que aunque los dos equipos tuvieron querencia por el balón, lo cierto fue que el Rayo B -como es habitual- quiso jugar siempre el balón, mientras que los forasteros alguna vez golpearon directo. De este modo, el filial tuvo más el balón, de forma inútil. El juego de los vallecanos era muy lento, muy previsible, y, sobre todo, muy estático. Al Móstoles le bastó con estar bien plantado en el campo, sin ir a presionar, cortando fácilmente el intento de progreso local jugando en bloque medio.

Esa fue el desarrollo del partido, a lo largo y ancho de los noventa y seis minutos que se jugaron. Salvo una pequeña fase que el Rayo B dio una mínima sensación de peligro -sin chutar- de apenas diez minutos en el segundo tiempo, el juego fue ese. Toque inútil estático del Rayo B, y peligro a balón parado del Móstoles. Y es que durante el primer tiempo, los de Víctor González hicieron mucho daño a balón parado, no consiguiendo antes una renta mayor porque sus disparos se iban rozando los palos.

A tres minutos para el descanso, el guardameta local Mario Ramos tuvo su única intervención de mérito de todo el partido. ¡Y qué intervención! El meta le paró un penalti a Portilla -muy claro, cometido sobre el mismo-, y eso que el balón iba por donde más le duele a los guardametas: abajo, junto a la cepa del poste. Sin embargo, los azulones pronto se quitaron ese regusto amargo, porque en el último minuto del tiempo reglamentario del primer acto, Tarrés hizo el 0-2, esta vez tras rematar en el segundo palo una falta botada desde el perfil zurdo, según atacaba su equipo. A pesar de ello, hubo tiempo para más en el primer acto, puesto que en el descuento, Ybarra tuvo la única ocasión del filial a lo largo de todo el partido, al cabecear un córner que se le marchó por poco.

Tras la pobre mitad del Rayo B, se esperaba que en el descanso Jorge Vallejo moviera ficha, aprovechando que no agotaría ninguna ventana, pero no dio lugar. Ni tan siquiera calentó nadie del banquillo, y eso que era un banquillo de lujo con Luismi, Cuéllar, Losada y Alcolado. Y lo que tampoco cambión con respecto al primer tiempo, fue que el Móstoles volvió a anotar nada más salir de vestuarios, y de la misma manera: gol de Leitón a la salida de un córner. Aunque esta vez el lateral tuvo que aprovecharse de un rechace para anotar.

Con el 0-3 y 43 minutos por delante, el partido se volvió aún más soso que en el primer tiempo. El filial definitivamente no tenía ninguna fe, a pesar de que Vallejo agotó todos los cambios en apenas diez minutos. Por su parte, el Móstoles sabía que ya era todo coser y cantar, y que si ocurría algo destacable, podría ser perjudicial para sus intereses, puesto que mejor no le podía ir. Sin apenas desgaste, los de Víctor González vencían cómoda y merecidamente, sin sufrir absolutamente nada, ni cuando el Rayo B tuvo sus diez mejores minutos, dentro de su muy mediocre partido.

De este modo, el segundo tiempo se hizo largo y espeso. Y aunque el sempiterno Portilla tuvo alguna opción para quitarse el mal sabor de boca de haber fallado el penalti, hubo que esperar al último minuto del tiempo reglamentario para ver el 0-4. En un contragolpe por el perfil diestro iniciado por el capitán mostoleño, tras una buena combinación en torno a la frontal del área, Espinosa remató sin oposición para certificar la goleada.

Con el cuarto tanto llegó el colorín colorado del partido, mostrando de este modo el Móstoles su candidatura al título liguero, que se jugará el próximo domingo frente al Real Madrid C, que, aunque todavía tiene que disputar su partido de esta jornada, ve a tan solo un punto al equipo azulón. Por su parte, el Rayo Vallecano B sigue con su mala dinámica -dos victorias en catorce partidos- lo que le está aproximando a la zona baja. Y lo que es peor, dando muy malas sensaciones, haciendo despertar los fantasmas que el pasado curso le hicieron descender de categoría.

RAYO VALLECANO B Mario Ramos; Cáceres, Guzmán, De la Llave (Alcolado 65’), Arribas; Manu Navarro (A) (Ajenjo 55’), Asier (Becerra 55’), Iván Ramos; Sergio Alonso (Losada 55’) (A), Joselu (Cuéllar 65’) e Ybarra.
MÓSTOLES URJC
Marcos Contreras; Espinosa, Enric Tarrés (A), David Gómez, Leitón; Sanjurjo (A) (Hugo Navarro 54’), Cidoncha (A) (Iván Sima 74’); Portilla (A), Narbona (Mario del Campo 84’), Adri Torres (Rafa Camacho 74’); y Rober Mañas (Aguirre 74’) (A).
GOLES 0-1 Leitón (4’); 0-2 Enric Torres (45’); 0-3 Leitón (47’); 0-4 Espinosa (90’).
ÁRBITRO García Toro. Amonestó al técnico visitante, Víctor González; y a su segundo, Jorge Leoncio.
INCIDENCIAS Ciudad Deportiva Fundación Rayo Vallecano, campo 4. Unos 180 espectadores.
Los Importantes 2023/2024
RAYO B MÓSTOLES
3. 3. Leitón
2. 2. Portilla
1. 1. Cidoncha
E: Jorge Vallejo 0 E: Víctor González 3
Á: García Toro 2
Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí