Publicidad
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

sufrida victoria del Pozuelo, que demostró saber estar y aguantar las embestidas rojillas. El equipo de Juanjo Granero demostró aplomo y paciencia, matando a su rival en un contragolpe a cinco minutos para el final. Todo ello frente a un Alcalá superior en la primera mitad, y que tras lograr el empate se volcó en búsqueda de la victoria, y se quedó sin sumar.

Al choque entraron mejor los de Jorge Martín de San Pablo. Con más balón, y más decididos a buscar la portería contraria, rozando el gol en el primer minuto Benítez, a la salida de un córner que en primera instancia peinó-remató Pareja. Toda una declaración de intenciones, frente a un Pozuelo que no perdía la compostura, y sobre todo no parecía sufrir. La buena disposición táctica permitía a los locales jugar con tranquilidad, a pesar de la insistencia de un rival, que eso sí, no dio mucho trabajo a Miguel.

Y no porque no lo intentaran precisamente los alcalaínos, a los que les fallaba el último pase y la finalización. Aunque el partido en la parte del terreno de juego en la que jugaban los locales, les costaba crear peligro real a los visitantes; por lo que lo intentaron desde larga distancia. De este modo, Navarro (rozó el larguero con una vaselina) y Nanclares (detuvo Miguel) sin éxito. Enfrente, cuando los pozueleros se asomaban al área rival, tenían el mismo problema con el último pase; aunque Jacobo Alcalde hizo volar a Aarón, con un remate de cabeza desde la frontal del área. En el contragolpe posterior, Hervías tuvo la más clara de la mañana para los rojillos, cruzando el balón ante Miguel, rozando el palo.

Al segundo tiempo salieron más enchufados los locales. De hecho, a los dos minutos del paso por vestuarios, lograron adelantarse en el marcador. Y como más le gusta a Granero, con una acción a balón parado. Óscar Saugar botó una falta desde el perfil zurdo, que cabeceó al fondo de las mallas Jacobo Alcalde.

Ya fuera por el gol, ya fuera porque estaba en el plan establecido, el caso es que el Pozuelo fue mejor en el segundo acto. Con más balón que en la primera mitad, y sobre todo con más presencia en campo rival; y sobre todo, con otra intención y proyección más ofensiva. Enfrente, el Alcalá no era el de la primera mitad, pero tampoco renunciaba a nada, puesto que ya no tenía nada que perder.

En definitiva, el partido mejoró. Los dos equipos demostraban el buen nivel que se les presupone a pesar de su situación clasificatoria. Todo a través del balón. Sin abusar del juego en horizontal, pero alejándose del juego directo y los pelotazos. Los alcalaínos tocaban más el balón cuando lo tenían, pero los verdes percutían con más veneno; pero creando peligro los dos equipos. Por los locales, Óscar Saugar tuvo la sentencia, evitándolo una vez Aarón; y estrellando el balón en el lateral de la red el segundo. Enfrente, Dani Ponce lo intentó con una falta directa muy centrada desde unos cuarenta metros; y Nanclares la tuvo por dos veces en la misma jugada dentro del área, sin atinar con la portería contraria.

Al correr del setenta y dos, los cervantinos equilibraron el marcador. Dani Navarro ganó la línea de fondo desde el perfil zurdo. Desde allí, centró al segundo palo donde Rafa metió la cabeza, enviando el balón al punto de penalti. Por allí apareció Fran Pastor para rematar de chilena, despejando Miguel. El balón suelto le cayó a Castiella, que remató forzado, estrellando el balón en Dominique. El segundo rechace lo cazó de nuevo Fran Pastor, que esta vez con la testa no falló, haciendo el merecido empate.

El gol dio alas a los rojillos, que se volcaron en búsqueda de la remontada definitiva. Los de Jorge Martín de San Pablo cargaban con todo, volcándose en área rival con hasta seis futbolistas de perfil ofensivo buscando el segundo tanto. Las acometidas complutenses eran más o menos constantes, pero volvían a fallar en los últimos metros. Todo ello frente a un Pozuelo bien plantado en el campo, que sabía sufrir y al que se veía cómodo sobre el césped. Tanto, que a cuatro para el final, logró el tanto de la victoria. Jacobo Alcalde le ganó la carrera a la zaga rojilla, y desde la frontal del área remató con violencia. Aunque Aarón llegó a rozar el cuero, éste se estrelló en el interior del palo, tras lo cual cambió su trayectoria, introduciéndose en la portería visitante.

El 2-1 fue un mazazo del que no se levantaron los alcalaínos, que de nuevo por debajo en el marcador, acabaron bajando los brazos, sin tener opciones de nuevo de empatar el choque; acabando así el mismo con un triunfo que acerca al Pozuelo a la zona noble.

POZUELO Miguel; Segura (Darío 46’) (A), Dominique, Galiano (A), Sergi; Dani García (Santa 61’), Nevado (A); Cuellar (Moha 78’), Óscar Saugar, Palacios; y Jacobo Alcalde (A).
ALCALÁ
Aarón; Rafa, Pareja, Benítez, Navarro; Maikel; Dani Ponce, Alamancos (Saballs 63’), Fran Pastor; Nanclares (Navas 83’) y Hervías (Castiella 63’).
GOLES 1-0 Jacobo Alcalde (47’); 1-1 Fran Pastor (72’); 2-1 Jacobo Alcalde (86’).
ÁRBITRO Morona del Campo (1).
INCIDENCIAS Valle de las Cañas, unos 200 espectadores.
Los Importantes 2019/2020
POZUELO
ALCALÁ
3. 3.
2. Jacobo Alcalde 2. Fran Pastor
1. Óscar Saugar 1. Dani Ponce
E: Juanjo Granero 2 E: Jorge Martín de San Pablo 2
Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí