Publicidad

con los puestos de playoff entre ceja y ceja, viendo que los de arriba ya habían hecho sus deberes y llegando a la cita en una racha más que positiva, al Castilla solo le valía la victoria para seguir con vida en la contienda del ascenso.

Tras una jornada de ensueño con el debut de Reinier y el reencuentro de Rodrygo con el gol, los hombres de Raúl González llegaron al feudo gallego con la intención de arrebatarle tres puntos a un Pontevedra que se encuentra en la cuerda floja. A pesar de sumar cinco semanas consecutivas sin conocer el triunfo, el combinado de Jesús Ramos logró arañar un valioso punto en casa del filial rojibanco.

Si bien es cierto que la lluvia y las condiciones del campo no brindaron el escenario perfecto para la práctica del fútbol, sí que lo hicieron los veintidós protagonistas del choque. Un posible penalti sobre Baeza, un remate al poste de Álex González e infinidad de acciones se sucedieron en ambas porterías, ofreciendo una primera mitad llena de emoción y oportunidades.

Sin embargo, la balanza se inclinó hacia el lado pontevedrés gracias al peso de la cabeza de Rufo. Dos testarazos del exjugador del Inter en menos de cinco minutos, golpearon ¡Y de qué manera! Al Real Madrid. Un par de genialidades dignas de la élite colocaron al Pontevedra por delante al descanso. No obstante, la ventaja pudo ser mucho mayor de no ser por las intervenciones de Altube.

En los segundos cuarenta y cinco minutos, las condiciones del césped empeoraron conforme avanzaban los minutos y se agravaba el diluvio. El esférico dejó de rodar, se formaron auténticas lagunas en el terreno de juego y la circulación del balón se convirtió en una misión imposible.

El Castilla lo intentó en numerosas ocasiones. Los de Raúl fueron en busca del empate desde la reanudación, pero se toparon con una feroz defensa gallega y unas circunstancias difíciles de solventar.

Quien no perdonó fue el Pontevedra. Primero Rufo, haciendo el tercero en su cuenta particular y sentenciando al rival. Minutos más tarde, fue Bustos quien hizo el cuarto. El diez logró sorprender a Altube desde el centro del campo, regalándole a la afición el mejor gol de la jornada.

El Pontevedra se reencuentra con la victoria y logra tres puntos vitales. Por su parte, el Castilla podría haber perdido uno de sus últimos trenes con destino a Segunda.

PONTEVEDRA Edu Sousa, Campillo, Jaouad, Víctor, Zabaleta, Sana (Adrián Cruz 64´), José García (Adighibe 72´), Bustos, Romay (A), Álex González, Rufo.
REAL MADRID CASTILLA
Altube, Gila, Javi Hdez., Fran García, Guillem (Marvin 45´), Blanco (A), Fidalgo, Baeza, Reinier (Pablo 69´), Ayoub (Chust 45´), Gual.
GOLES 1-0 Rufo (36′); 2-0 Rufo (41′); 3-0 Rufo (78′); 4-0 Bustos (81′).
ÁRBITRO Subirats Matamoros, colegio catalán.
INCIDENCIAS Nuevo Pasarón, unos 800 espectadores.
Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí