Publicidad

Derrota sin contemplaciones ni justificación alguna de un Móstoles URJC que mostró una cara irreconocible en la primera media hora del partido. Después lo intentó remediar, pero ya era demasiado tarde y, además, la claridad de ideas en ataque no era mayúscula. La Gimnástica Segoviana, por su parte, hizo un gran partido en ataque cuando encontró sus oportunidades y defendió bien atrás cuando tuvo que hacerlo. Poco más que añadir a un día gris en Móstoles.

La primera media hora fue de pura efectividad de los visitantes, que no tuvieron piedad de los mostoleños. Comenzaron mejor los segovianos y eso se reflejó antes de los diez minutos de juego con un chut magistral con la zurda de Dani Arribas dentro del área hacia el primer palo, el cual batió por bajo a Tejero, que se estiró todo lo posible, pero no alcanzó a tocar el cuero.

Los madrileños trataron de reaccionar al tanto recibido y, superado el cuarto de hora de juego, Carrasco dirigió un latigazo lejano muy cerca del poste de la meta defendida por Carmona, el cual no tuvo demasiado trabajo en el primer período. Sí entraría por toda la escuadra un lanzamiento de falta directa de Dani Arribas desde unos 30 metros, el cual, usando otra vez su pierna izquierda, volvió a alojar el esférico dentro de la meta de Tejero.

Era el minuto 25 y el resultado ya marcaba, para sorpresa de los presentes en El Soto, un contundente 0-2. La ofensiva visitante, sin embargo, no había finalizado todavía y, rozando la media hora de juego, Borrego realizó la jugada individual del encuentro. El “10” controló el balón sobre el centro del campo por banda izquierda, se fue quitando todos los rivales que probaron a robarle el cuero y, finalmente, tras meterse poco a poco hacia dentro, definió por bajo con clase en el mano a mano contra Tejero.

Ya con un 0-3 en contra, a los azulones no les quedó más remedio que irse al ataque con todos sus efectivos, pero la tarea no era sencilla. La zaga del conjunto segoviano se defendía sin demasiados apuros de las pocas llegadas que realizaban los locales, los cuales estaban sobrepasados por la situación y apenas tenían ideas para generar peligro, más allá de las explosivas carreras por banda derecha de Portilla, que esta vez no surtieron el efecto deseado.

Llegados al descanso con ese 0-3 ya mencionado, los de Víctor González continuaron con sus intentonas en ataque para tratar de recortar distancias en el marcador y meterse en el encuentro. Para ello, antes de la reanudación, el míster mostoleño metió a Paco Torres y Fernando en el terreno de juego, con la intención de dar más verticalidad a su equipo.

Mantovani tuvo el primero de los azulones en un remate de cabeza que se fue fuera por poco y, posteriormente, el colegiado anuló un gol con la testa de Álvaro Sánchez en un saque de esquina por fuera de juego del propio delantero centro. La ocasión más clara de los locales hasta el momento llegó antes de cumplirse la hora de juego, en donde Mantovani se hacía con un balón dividido en el área pequeña y remataba con el pie entre los tres palos. Sin embargo, Carmona hizo una gran parada abajo para desviar el esférico a córner.

Los de Víctor González seguían atacando con todo y Álvaro Sánchez cerca estuvo de marcar con sendos remates de cabeza, de los cuales uno se fue a escasos centímetros del palo y el otro fue detenido por Carmona. Entre medias, el juez de línea anuló otro gol a los mostoleños. Esta vez fue a un activo Mantovani, que cabeceó en un supuesto fuera de juego una falta lateral botada desde la derecha al fondo de las mallas.

En el tramo final del encuentro, los madrileños buscaron lo que ya simplemente iba a ser el gol del honor, pero ni ese objetivo consiguieron. Irizo tuvo un mano a mano que desvió Carmona y, posteriormente, el poste. El propio Irizo y Sanjurjo lo intentarían también en los minutos finales del partido, pero el 0-3 acabó siendo el resultado definitivo. Una derrota del Móstoles URJC que, si quizás no mereció ser tan abultada, sí fue justa. Ahora toca mirar a una zona roja de la tabla que ya parecía olvidada.

MÓSTOLES URJC Tejero; Calarge (A) (Paco Torres, min. 46), Mantovani (Recalde, min. 85), Alexander, Álex Alonso (Fernando, min. 46) (A); Chupe (Irizo, min. 69), Ledesma, Sanjurjo; Portilla, Álvaro Sánchez, Carrasco (A) (Abel, min. 69).
GIMNÁSTICA SEGOVIANA
Carmona; Borao (A), Javi Marcos, Rui (A), Noriega; Álex Conde (Cidoncha, min. 66), Manu, Nanclares (A) (De La Mata, min. 60); Rafa Llorente, Borrego (A) (Fran Adeva, min. 80), Dani Arribas.
GOLES 0-1 Dani Arribas (min. 9); 0-2 Dani Arribas (min. 26); 0-3 Borrego (min. 30).
ÁRBITRO Sr. Gòdia Solé, del Comité Catalán. Amonestó con tarjeta amarilla al entrenador del Móstoles URJC, Víctor González, por hacer gestos exaltados, golpeando con el pie el banquillo adicional, al recibir su equipo un gol (min. 30).
INCIDENCIAS Estadio Municipal El Soto, unos 800 espectadores.

 

Los Importantes 2021/2022
MÓSTOLES URJC
3. Portilla
2. Álvaro Sánchez
1. Mantovani
E: Víctor González 1
Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí