Publicidad
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

No era una tarea fácil. En Melilla, mitad de semana, con apenas diecisiete jugadores en la convocatoria e inmersos en una mala dinámica en el comienzo de Segunda B. Pero Las Rozas CF se impuso a la UD Melilla con remontada incluida en la prórroga, cuando los de Helguera jugaban con diez por la expulsión por doble amarilla de Arib, y se clasifican para las semifinales de la Copa RFEF y, lo más importante, para la primera eliminatoria de la Copa del Rey, competición en la que repiten presencia tras su debut la temporada pasada.

Sin Chechu, Albur o Álvaro Portero en la expedición, pero con Yelco Ramos, providencial cada vez que su equipo lo necesitó, Augusto, que volvió a ser el hombre más desequilibrante en ataque, Mario Losada e Indiano, protagonistas en la jugada del gol que dio el triunfo a los roceños. El ’10’ fue objeto de penalti por el portero Leo Santos, que tocó claramente el balón antes de contactar con el delantero, y el centrocampista no perdonó desde los once metros.

La tarde acabó bien para los madrileños en la Ciudad Autónoma, y empezó del mismo modo. Un balón parado con prolongación de Expósito, un pase de Augusto a la espalda de la defensa que no aprovechó Fontaine en el mano a mano y un disparo lejano de Carrasco en apenas ocho minutos avisaban que el conjunto de Iván Helguera tenía la firme intención de obtener una de esas cuatro plazas para la Copa que otorga la Copa RFEF. Sin embargo, todo pareció torcerse pocos instantes después, al empujar Youssef El Watani sobre la línea el centro de Agus Alonso que parecía colarse en la meta de Yelco.

El 1-0, que llegó a posteriori de una gran intervención del cancerbero visitante a un cabezazo de, precisamente, El Watani, dio la sensación de que afectó a Las Rozas, incapaz de volver a aproximarse con peligro a las inmediaciones del portugués Leo Santos hasta el borde del descanso. Tampoco hubo nada reseñable en ataque del lado melillense, a excepción de una buena combinación que obligó a Pipe Sáez a cometer una falta que quizá algún árbitro hubiese sancionado con roja directa por último defensor. El andaluz Cantón Martos, por suerte para los roceños, se decantó por la cartulina de color amarillo.

El primer tiempo concluyó con la lesión del lateral zurdo local Víctor Mena tras una entrada de Gaëtan Arib en un lance dividido. Su técnico, Aloisio, aprovechó esa circunstancia para realizar un doble cambio al regreso de vestuarios. Entró el ex del Adarve Fran García, que no tardó ni medio minuto en inquietar a Yelco Ramos, decisivo para mantener la desventaja mínima en esa acción y al borde de la hora de partido al negarle el doblete a El Watani en un mano a mano.

Puesto que la presencia ofensiva de Las Rozas era escasa, a Helguera le tocó mover ficha, y refrescó el sector atacante con la incorporación de Mario Losada en lugar de David Barca. Y no tocó el balón, pero su aparición fue determinante para que el central Álvaro Molina, ex roceño, en el intento de impedir su remate, introdujo el cuero en su propia portería tras el envío raso de Pipe Sáez a la zona de castigo.

Con 1-1 en el electrónico, el encuentro entró en una tónica de muchas interrupciones, ya no solo por las sustituciones, sino por las numerosas faltas y consiguientes amarillas, que fueron un total de catorce (incluyendo las dos a Arib) y una roja. El árbitro, incluso, llegó a mostrar una más, a Carlos Algarra, que acabó corrigiendo por confusión de identidad tras recibir la ayuda de uno de sus asistentes. Así pues, transcurrían los minutos y solo un mano a mano de Augusto que definió con poca agresividad y un testarazo desviado de Borja Díaz es lo que se vio en las dos áreas. Por lo tanto, a la prórroga y media hora más de fútbol.

Entonces, los madrileños ya estaban en inferioridad numérica y Helguera reforzó el sector defensivo con las entradas de Raúl Díez y Carlos Moreno, con lo que Gonzalo Expósito adelantó ligeramente su posición para formar junto a Indiano y Talal en la medular. Estos dos últimos, junto a Mario Losada, las tres cartas que colocó sobre el césped el entrenador visitante durante el segundo periodo, fueron los protagonistas de la acción que acabó decantando la balanza del lado azul. Un pase en profundidad del francés hacia el ex del Fabril supuso el penalti cometido por Leo Santos que Indiano transformó de forma inapelable.

Eso sí, restaba mucho encuentro, pero Las Rozas supo defenderse bien y apenas hay que registrar un disparo de Sana Ndiaye al inicio de la segunda mitad de la prórroga que atrapó Yelco en dos tiempos. A partir de ahí, entre el parón para la atención médica del árbitro y la experiencia de hombres como Yelco, Raúl y Carlos Moreno, poco se jugó, para beneficio, lógicamente, del cuadro roceño, que lo celebró sobre el verde del Álvarez Claro por todo lo alto. Superaron todas y cada una de las tres eliminatorias necesarias para alcanzar la Copa del Rey y, además, están a dos partidos de proclamarse campeones de la Copa RFEF. La semifinal, el 19 de noviembre en Navalcarbón frente al Leioa o Tropezón. Y la final, programada para el 2 de diciembre, también tendría como escenario el feudo roceño.

MELILLA Leo Santos; Alti, Molina (Alberto González, 78′), Muñoz, Mena (A) (Jorge Gutiérrez, 46′); Sana Ndiaye (A), Nando Quesada (Borja Díaz, 62′), Juanca (A) (Ferrera, 106′); Mawi (Fran García, 46′), El Watani (A), Agus Alonso (Álex Segura, 70′) (A).
LAS ROZAS
Yelco Ramos (A); Arib (AA 87′), Gonzalo Expósito, Ramos Mingo, Pipe Sáez (A); Algarra (Carlos Moreno, 91′) (A), Provencio (Indiano, 83′), Fontaine (Talal, 74′) (A), Carrasco (A); Augusto (Raúl Díez, 91′) (A), David Barca (Losada, 57′) (A).
GOLES 1- 0 El Watani (11′); 1-1 Molina (propia puerta) (61′); 1-2 Indiano (penalti) (103′).
ÁRBITRO Cantón Martos, Manuel (comité andaluz). Expulsó a Léo-Paul Rémond, fisioterapeuta roceño, en el minuto 32.
INCIDENCIAS Álvarez Claro, partido a puerta cerrada.
Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí