Publicidad

No está teniendo fortuna este año el Móstoles con los lanzamientos de penalti. El conjunto de Víctor González despidió el año con derrota, al desaprovechar el lanzamiento de una pena máxima en los últimos compases. Un guión muy similar al del partido disputado frente al Adarve hace unas jornadas.

No hubo dominador claro en un primer tiempo muy trabado, con mucha disputa y pocas llegadas. El Langreo tuvo dos avisos en los primeros compases, en las botas de Jandrín. Primero remató alto con todo a favor y luego disparó cruzado, saliendo cerca del palo largo de la meta madrileña.

Las numerosas faltas provocaron que el partido no tuviera ritmo. Una rápida internada de Jandrín, la tercera relevante del partido, acabó con un buen centro al primer palo para Pana. El ariete andaluz remató en tres ocasiones, pero Tejero consiguió evitar el gol in extremis.

Dio un paso adelante el Langreo en la segunda mitad, que jugó más en campo rival. Los cambios fueron claves en el devenir del partido. Samuel Baños permutó hombre por hombre en el extremo izquierdo al descanso, Abel Bretones ocupó el lugar de Nacho García, que apenas había entrado en juego en el primer acto. Poco después optó por retirar a Jorge Hernández, que estaba teniendo poco protagonismo entre líneas, para pasar a jugar con dos puntas como Dorian y Pana.

Poco tardó en darle resultado al Langreo. Dorian recibió en la derecha y puso un centro al corazón del área que remató de primeras Abel Bretones, colando el balón cerca del poste, donde no pudo llegar Tejero. El exportero del Lealtad metió una buena mano en el 78′, para despejar a córner un lanzamiento de libre directo de Álvaro García.

A pesar de ir por delante, y del carrusel de cambios que hizo el técnico visitante, el Langreo siguió dominando y pudo sentenciar en el 84′, con un centro de Dorian que envió fuera del campo Aron.

El fútbol es caprichoso y a veces pasan cosas como esta. El Móstoles, que apenas se había dejado ver en ataque, forzó un penalti por un derribo en el área y los fantasmas de las últimas jornadas volvieron a aparecer en Ganzábal. Pero en Llangreu hay porteru y Adrián Torre, que no tuvo que intervenir hasta entonces, adivinó las intenciones de Álvaro Portilla, que le mandó el esférico a su izquierda, esfumándose así la posibilidad de traerse un punto para El Soto.

De este modo, el Móstoles despide con derrota un 2021 para el recuerdo, con el histórico ascenso a Segunda RFEF.

LANGREO Adrián Torre; Ferreiro, Gonzalo, Alain, Álvaro García; Juan López, Samba (A); Jandrín (Arona 79′), Jorge Hernández (Dorian 60′), Nacho García (Abel 46′) (A); y Pana.
MÓSTOLES URJC
Tejero; Juancar (A), Recalde (A) (Fernando 79′), Tito, Guito (Gassama 71′) (A); Ledesma (Romera 79′), Sanjurjo; Portilla, Toni, Irizo (A) (Leitón 79′); y Álvaro Sánchez.
GOLES 1-0 Abel (66′).
ÁRBITRO Ferrol Muñiz, colegio gallego.
INCIDENCIAS Nuevo Ganzábal, unos 850 espectadores.
Los Importantes 2021/2022
MÓSTOLES
3.
2.
1. Sanjurjo
E: Víctor González 1
Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí