Foto: Internacional de Madrid
Publicidad
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

es probablemente la mejor primera parte que hemos jugado desde que estamos en Segunda b”. Lo dijo en una conversación informal Marcos Jiménez. No andará lejos. Lo ofrecido por el Inter en los primeros treinta y pocos minutos fue demoledor: un tiro a puerta (a balón parado) del rival, que por tramos no podía ni pasar de medio campo. Como si jugaran hombres contra niños, los locales recuperaban enseguida, tocaban y volvían a asediar la portería de un nervioso Oleaga. El Melilla lo único que pudo hacer fue sobrevivir para luego morir fulminado a la contra. Lo que son las cosas con menos fútbol tres goles y dos que sacaron bajo palos los defensas.

Porque la media hora inicial del Inter alcanzó cotas poco vistas, no en el Angel Nieto, sino en este grupo de segunda b. Abrumador dominio. El equipo de Marcos era un huracán jugando con una hojita de papel. El balón era por completo de los interistas; los pocos pelotazos que sacaban los visitantes no llegaban más allá del medio campo. Duraba, como se dice, menos que un caramelo a la puerta de un colegio. Enseguida los locales estaban mandando y buscando más. La presión de Bonaldo y Del Pozo arriba, con todo el equipo cerrando en línea de tres cuartos de ataque resultó un aluvión de juego.

No tanto de ocasiones porque al Inter le traicionó el último pase y la definición, pero aparte de los goles hay que anotar ocasiones para Rufo, Junior, Ramos y Nouman. Para lo que se les vino encima no estuvo mal del todo la defensa norteafricana. Resistir concediendo “solo” dos goles no era demérito. Cierto que su portero, un manojo de nervios, tampoco ayudaba, pero el 2-0 al descanso era la mejor noticia para los de Víctor Cea.

Los visitantes entendieron que debían exponer algo más arriba. Bien catalizado por el listísimo Héctor, el Melilla aprovechó la vuelta del descanso para meter algo de miedo. No fue un fútbol estético, hubo poco toque y mucha presión para llevar a los locales dentro de su área. Fueron quince minutos de susto porque los verdiblancos apretaban. Encontraron de hecho a Felipe para que el portero obtuviera su cuota de protagonismo evitando en dos ocasiones el 2-1. Fue un pequeño desliz. Enseguida despertó el equipo local.

En cuanto el Melilla de desprotegió detrás, un cambio osado de medio centro por delantero (no había otra) los madrileños explotaron la velocidad de Junior, la calidad de Ramos y lo de Rufo. Lo de Rufo es todo, es impresionante lo que trabaja, lo que aporta y encima este día ofreció dos goles; el segundo de su cuenta espectacular. Ahora sí la puntería mejoró, los goles cayeron y el partido, como duelo, quedó listo de papeles. El Inter acumuló ocasiones para haber goleado con más saña dejando la impresión que hay mimbres para pelear en la categoría. Pelear para salvarla con menos apuros; no se hagan líos.

¿El Melilla? Me pregunta algún compañero de allí. Uffff, tiene mucho trabajo Víctor Cea aunque este equipo de local debe ser otro.

INTERNACIONAL
Felipe Ramos; Gallardo (A), Moyano, Llerena, Herrero  (A) (Chevi 77´); Nouman (Mancebo 83´), Del Pozo (A), Bonaldo (Simón 72´), Junior; Rubén Ramos y Rufo.
MELILLA
Oleaga; Pepe Romero (A), Garay (A), Diana, Richi (A); David Ramos (A) (Carlos Fernández 61´), Ceberio; Ruano, Carry, Mawi; y Héctor.
GOLES 1-0 Rufo (20′); 2-0 Llerena (33′); 3-0 Rubén Ramos (67′); 4-0 Rufo (78′); 4-1 Mawi (81′); 5-1 Rufo (86′).
ÁRBITRO Ruiz Aguilera, colegio andaluz.
INCIDENCIAS Ángel Nieto, unos 200 espectadores.
Los Importantes 2019/2020
INTERNACIONAL

3. Rubén Ramos 3.
2. Rufo 2.
1. Junior 1.
E: Marcos Jiménez 3 E:
Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí