Foto: Dani Domínguez.
Publicidad

El CD Móstoles estará por primera vez en su historia en la segunda eliminatoria en la lucha por el ascenso a Segunda B. El cuadro mostoleño superó sin complicaciones a la Peña Sport en su estadio, no peligrando la eliminatoria en ningún momento.

Desde el inicio quedó muy claro el planteamiento de Salva Ballesta. El técnico maño dispuso de un 4-1-4-1, en el que Morato actuaba de mediocentro defensivo; incrustándose entre los centrales en algunas acciones defensivas. Rigor táctico, orden, no cometer errores, estar juntos y aprovechar los contragolpes era la pauta de los madrileños. La Peña Sport tenía más el balón, pero no sabía hacer daño al Móstoles. El equipo de Igotz Garde no era capaz de superar la disciplina táctica de los once futbolistas mostoleños, muy solidarios, que se mostraron como una roca casi insuperable.

Dado este desarrollo del juego, no se veían muchas ocasiones. La Peña Sport era un quiero y no puedo; frente a un Móstoles paciente, que se sabía en ventaja en la eliminatoria, sin ser el que tenía que arriesgar. Y más, cuando en el minuto veinte, en la primera ocasión del partido, se adelantaron los madrileños en el marcador. Chupe botó una falta desde la banda diestra al corazón del área. Por allí apareció Bourdal, para con la cabeza anotar el 0-1. El central hizo un giro perfecto, golpeando el balón con poca intensidad, pero en el lugar justo: a media altura junto al palo, imparable para Íñigo Calvo. Con lo que si pudo el portero navarro fue con el disparo a bocajarro de Theo ocho minutos después, en lo que parecía el 0-2 y la sentencia definitiva.

Tras el parón para hidratarse, la Peña Sport dio un paso al frente. Aunque fue solo físico, puesto que adelantó líneas, pero sin crear peligro. El Móstoles seguía siendo un muro infranqueable para el cuadro navarro, que solo en una acción de Lizarraga, cuando el Móstoles jugaba con diez, al estar fuera Juancar, siendo atendido de un golpe. Esta circunstancia la aprovechó el extremo navarro para plantarse solo ante Aitor, pero enviando el balón por alto.

El segundo tiempo comenzó con un cambio en los locales. Barrace, amonestado y uno de los ídolos locales, dejó su sitio en el campo a Javi Martón. Un cambio con un claro aire ofensivo, con el que los locales se volcaron. Desde el pitido inicial del segundo acto, los navarros se volcaron sobre el campo mostoleño. Aunque solo remataban con balones bombeados por alto que atrapaba Aitor, al menos los de Tafalla daban una sensación de peligro que no habían dado hasta la fecha.

Mediado el segundo tiempo, cumpliéndose la hora de partido, llegó el mejor momento del cuadro local. El equipo dirigido por Igotz Garde dispuso de dos ocasiones muy muy claras para empatar el partido y comenzar a soñar. Aunque antes le habían sacado a Chupe el 0-2 en un contragolpe; Lizarraga y Fermín Uriz pudieron empatar la contienda. Pero el primero se topó con el palo; mientras que el segundo estrelló el balón en el lateral de la red.

Pero como la gaseosa, la Peña Sport fue perdiendo fuerza según fueron pasando los minutos. Según iban avanzando los minutos, el calor y el factor mental iba haciendo mella sobre los jugadores azul y negros; a la vez que el Móstoles (vestido de rojo), iba adueñándose de la situación. El cuadro de Salva Ballesta ganó metros sobre el buen césped de San Francisco y tuvo una triple ocasión en la misma jugada para matar el choque. Primero remató Theo, salvando Íñigo Calvo el mano a mano. El rechace le cayó a Chupe, sacando Rubio el remate. El tercer balón le cayó a Jime, que cuando parecía que iba a hacer el 0-2; apareció de nuevo Íñigo Calvo para sacarlo.

Tras el parón para hidratarse del segundo tiempo, la Peña Sport volvió a retomar la ofensiva buscando a la desesperada el pase de ronda. Cerrando con tres hombres atrás, y en ocasiones con dos al sumarse al ataque el lateral Azcue. Pero las intentonas locales, con más corazón que fútbol se quedaban en nada, ante la intratable defensa mostoleña, en la que se acabó incrustando Morato en los últimos minutos para evitar problemas. Y a la contra, tuvo el segundo el equipo de Salva Ballesta, sin fortuna de cara a puerta, finalizando el partido con una nueva victoria por la mínima del Móstoles, que seguirá luchando y soñando por ser de Bronce.

PEÑA SPORT Íñigo Calvo; Azcue, Rubio, Héctor (A), Pedro (A); Ilincheta (A) (Azpiroz 70’), Barace (A) (Javi Martón 46’), Mario (A) (Manu Gómez 80’), Lizarraga; Fermín Uriz y Marcos.
MÓSTOLES URJC
Aitor; Juancar (A), Bourdal (A), Fratelli (Cortazar 84’), Álex Alonso; Morato; Samu Villa (A), Fran Montavez (José Vega 82’), Pantoja (A) (Jime 56’), Chupe; y Theo.
GOLES 0-1 Bourdal (20’).
ÁRBITRO Rodríguez Tejada, colegio riojano. Una vez finalizado el partido, expulsó al jugador local Manu Gómez.
INCIDENCIAS San Francisco, unos 2.000 espectadores, con unos 100 aficionados visitantes.
Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí