Publicidad

M

iranda es el futuro del Getafe Club de Fútbol. Eso sin duda. Sin nada en juego, este jugador ha disputado el partido como si su equipo se estuviera jugando el no descender de categoría. Si la ambición que se ha visto en el chico también hubiera estado presente en toda la plantilla durante toda esta fase por la permanencia en lo que será la Segunda División RFEF, el resultado final de este filial podría haber sido bien diferente. En cualquier caso, hoy el Getafe B ganó y convenció en la Ciudad Deportiva, con un chaval que podría ser la futura estrella del primer equipo.

El equipo de Emilio Ferreras salió con un ofensivo 4-3-3, con un sistema táctico en el que se demostró que el equipo local no tenía nada que perder. Más contenido se mostró el conjunto de Eduardo Pérez, que salió de inicio con un 4-5-1 que buscaba dominar el centro de campo y poseer una férrea seguridad defensiva.

Los ataques de los azulones no tardaron en llegar. Ellos llevaban el peso del partido y los visitantes esperaban bien replegados atrás para salir a la contra, tanto por bandas como por dentro. Miranda, uno de los más activos de los locales en la primera mitad, pudo marcar el primero en una falta directa sobre la frontal que se fue alta.

Sin embargo, los de la provincia de Albacete tuvieron en sendos cabezazos dentro del área, tras dos buenos centros laterales, la oportunidad de abrir el luminoso. El primero de los testarazos fue de Joseca, el cual se fue muy desviado al rematar un balón que le llegó con mucha altura; el segundo estuvo a cargo de Pablo, el capitán visitante, que afinó un poco más en la dirección que le dio al esférico, aunque no lo suficiente como para enviarlo entre los tres palos.

El ecuador del primer tiempo se convirtió en un constante diluvio de llegadas de los madrileños. A los veinte minutos de choque, Algobia no pudo definir con acierto un mano a mano muy favorable ante Zarraga, que acabó con un disparo raso, centrado e inofensivo que detuvo sin problemas el meta del Villarrobledo. Un minuto más tarde, un buen centro de saque de esquina fue rematado con la testa con potencia por Ortega, pero el esférico golpeó en un rival y Giovanni, los cuales frenaron el cuero.

Pasada la media hora, Giovanni se plantó en otro mano a mano ante Zarraga, aunque en una posición de muy poco ángulo para el disparo, por lo que, a pesar de que el delantero local picó bien el balón ante la salida del meta visitante, su chut se fue por línea de fondo. La última de la primera mitad fue para el equipo de Castilla-La Mancha, que dispuso de una buena falta directa chutada por Juanma Justo para adelantarse en el marcador, pero el esférico se fue por encima del travesaño de la meta de Dos Santos.

La segunda parte fue muy también intensa, al igual que la primera. El filial del Getafe siguió llevando el peso del encuentro, tanto en el dominio de la posesión como de las ocasiones de gol. A los cincuenta minutos de choque, Jordi filtró un gran pase vertical entre la defensa hacia Giovanni, que llegó hasta línea de fondo y dio un pase raso atrás. Sobre el punto de penalti, desde segunda fila, Jordi recibió el pase y, de primeras, con todo a favor y libre de marca, envió su disparo a las nubes, probablemente, por algún relieve del terreno de juego en la zona del golpeo.

Casi a la hora de partido, reaccionó el conjunto visitante en forma de una gran oportunidad de gol. En un saque de esquina a favor del Villarrobledo, tras una serie de rechaces y de prolongaciones con la cabeza de varios de sus jugadores, el cuero le llegó en el segundo palo a Lucas en el área pequeña, que remató como pudo con la testa hacia portería. Sin embargo, Dos Santos sacó una gran mano en una acción de reflejos para evitar el gol.

El encuentro se desatascó a favor del filial azulón con una genialidad de Miranda, que también fue el mejor de su equipo en la segunda parte. En pleno ecuador de dicho segundo tiempo, Miranda cogió el balón por banda izquierda, aceleró y se fue con una gran velocidad de dos rivales, cual Usain Bolt en una final de los 100 metros lisos. Cuando se adentró en el área el “10” local y se iba solo hacia el mano a mano ante el portero, Pepe, el lateral derecho de los visitantes, lo agarró y derribó de forma clara, por lo que el árbitro señaló la pena máxima.

El propio Miranda fue el encargado de ejecutar el penalti, y no le tembló el pulso desde los once metros al jugador azulón, que, con un disparo raso y colocado al lado izquierdo, engañó a la perfección a Zarraga y adelantó al equipo local en el electrónico.

En el último tramo del partido, el Villarrobledo intentó reaccionar, pero el conjunto local, superior en todo el choque, sentenció el encuentro con el segundo tanto a favor, que llegó a cinco minutos del final, tras un control de Ángel, recién entrado al terreno de juego unos minutos atrás. El “7” de los azulones amagó a Lucas con una bicicleta, le recortó dentro del área hacia fuera e, inmediatamente, se sacó un derechazo inapelable al palo corto ante el que Zarraga no pudo hacer nada, subiendo así el 2-0 al marcador.

Sin embargo, los visitantes no se dieron por muertos en el partido, y es que, justo cuando se estaba sacando el cartel con el descuento del choque, un buen centro lateral por banda derecha de los de la provincia de Albacete fue bien rematado a puerta por Tirado, que había entrado al campo veinte minutos atrás. Dos Santos no pudo parar ese chut y el 2-1 subió al marcador, dando emoción así al encuentro.

El filial azulón tuvo que defender un centro de falta lateral con 10 jugadores en el último minuto, pues Alba estaba siendo atendido fuera del campo por unas molestias físicas y el Getafe B no tenía más cambios en la recámara. Sin embargo, el rechace de esa jugada a balón parado benefició a los madrileños, que, con el portero visitante habiendo ido a rematar la falta, inició la contra, la cual tuvo que ser parada por Joseca con un agarrón hacia Ángel en el mediocampo. El colegiado del encuentro, sin mucho sentido, pues no era último hombre, expulsó al jugador del Villarrobledo con una roja directa, aunque esto no afectó al partido, pues el mismo acabó justo después con esa victoria de los locales por la mínima, pero merecida por todo lo visto durante los noventa minutos.

El Getafe B, séptimo y penúltimo en la tabla de este subgrupo 5E de la Segunda División B con 20 puntos, visitará el próximo fin de semana el Estadio Municipal Paquito Giménez para enfrentarse al Yugo Socuéllamos; el Villarrobledo, octavo y colista en la clasificación del mismo subgrupo con 12 puntos, recibirá el próximo fin de semana en el Estadio Municipal Nuestra Señora de la Caridad al Poblense.

GETAFE B Dos Santos; Álex, Alba, Ortega, Koffi; Jordi (Keita 62’), Algobia (Santi 73’), Amores; Giovanni (Ángel 62’), Rossi (Delgado 73’), Miranda (Socorro 86’).
VILLARROBLEDO
Zarraga; Pepe (Rubén Sánchez 71’), Ángel Moreno, Lucas, Raúl Llorente (A) (Li 83’); Cantave (Alfie 78’), Pablo, Chato (A), Juanma Justo (Tirado 71’), Joseca (R 93’); Lemiechevsky.
GOLES 1-0 Miranda (p.) (66′), 2-0 Ángel (85′), 2-1 Tirado (90′)
ÁRBITRO Miguel Domato Pedreira, comité balear.
INCIDENCIAS Ciudad Deportiva del Getafe CF. Partido disputado a puerta cerrada.
Los Importantes 2020/2021
GETAFE B
3. Miranda
2. Ortega
1. Ángel
E: Emilio Ferreras 2
Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí