Publicidad

una de las leyes no escritas del fútbol dice que cuando llegan malos resultados, el primero en caer es el entrenador. Aunque en el caso del Fuenlabrada Promesas no ha sido así, finalmente Roberto Peragón ha sido destituido como técnico del filial azulón.

No se puede decir que esta temporada, a diferencia de otras, Miguel Melgar (director deportivo del Fuenlabrada) no haya tenido paciencia con sus entrenadores. Aunque curiosamente, en menos de una semana, ha fulminado al entrenador del primer equipo y del segundo, ambos con el equipo en puestos de descenso desde varias jornadas antes.

En el caso del filial, el director técnico ha dado más oportunidades si cabe al ya ex entrenador azulón. Desde el inicio del curso, el Fuenlabrada Promesas ha ocupado los últimos puestos de la clasificación, tras un verano convulso en el que parecía que la plaza iba a ser vendida al Real Madrid.  Para tratar de revertir la situación, la entidad kirika hizo hasta diez fichajes en el mercado invernal para su segundo equipo. Y como a pesar de ello el Promesas continúa ocupando puestos de descenso, finalmente se ha decidido por la destitución de Roberto Peragón, a dos meses exactos para el final de la competición.

Y como se suele decir “a Rey muerto, Rey puesto”, puesto que el filial ya tiene nuevo entrenador: Fede Bahón. Ex futbolista azulón, el cántabro regresa a nuestra Tercera casi año y medio después de su primera y única experiencia. La temporada pasada fue el encargado de iniciar la temporada en el Villaverde, siendo extrañamente destituido tras seis jornadas, en las que los verderones sumaron siete puntos, a pesar de tener un calendario complicado. Pero eso es agua pasada para Bahón, que afronta el reto de salvar al Fuenlabrada Promesas con tan solo nueve jornadas por delante, y con la incertidumbre del número de descensos debido a los más que posibles arrastres desde Segunda RFEF.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí