Publicidad

Solo un remate a portería ejecutó el Sanse en su visita a Riazor ante cerca de 15000 espectadores. Raúl Hernández probó a Ian Mackay desde media distancia a los 13 minutos y el cancerbero deportivista respondió en dos tiempos. Ya no tuvo que trabajar más el coruñés, porque los madrileños no se volvieron a asomar con peligro. Tampoco lo hizo mucho el Dépor, a decir verdad. Y es que fue un encuentro poco emocionante pero que le sirve a los locales para reencontrarse con el triunfo y con el que los sanseros aumentan su pobre bagaje a domicilio: 1 punto de 12 posibles.

Esa mencionada oportunidad de Raúl fue, además, la primera de la contienda. Un partido que empezó igualado por la poca portería que se veía pero que poco a poco el equipo entrenado por Borja Jiménez fue decantando de su lado. El tiro lejano y alto de Álex Bergantiños fue un primer aviso. El segundo lo dio cuatro minutos después otro centrocampista, Diego Villares, en una posición más cercana.

Con el paso del tiempo el dato de posesión fue aumentando en favor del Deportivo que, además, imprimió un mayor ritmo a su circulación. Los coruñeses volcaron el juego, sobre todo, por el costado diestro, donde aparecía Víctor López en tres cuartos con facilidad. A él se juntaba la visión de juego del colombiano Juergen Elitim. Fue Juergen, precisamente, quien dispuso, a pase de Víctor López, de la opción más clara. Sin embargo, delante de Miguel Bañuz, envió su remate al lateral de la red.

Un minuto después, Víctor López cruzó demasiado su disparo. El Deportivo estaba apretando, aunque sin tiros que fueran dirigidos entre los tres palos. Eso sí, el primero besó la red sansera. Juergen Elitim colgó el saque de esquina que Miku peinó de manera certera. Barreda no consiguió evitar el testarazo del venezolano y Bañuz no lo pudo repeler.

Marcos Jiménez debía tocar una tecla en el segundo tiempo, y seguramente pasaba por tener más la pelota. Lo hizo con la entrada de Fer Ruiz, pero parecía que de una forma consentida por parte del Deportivo, que no veía que el balón rondase las inmediaciones de Mackay. Así transcurrían los minutos, sin que el espectador se pudiese llevar algo a la boca, aunque era un partido que se encontraba lejos de estar decidido.

De hecho, lo único que generó el San Sebastián de los Reyes estuvo en la cabeza de Fer Ruiz, pero sin inquietar a Mackay. Un primer remate a centro de Carlitos se fue a la izquierda y un segundo, en un córner, a las nubes. En la siguiente acción (minuto 90), Quiles no pudo definir en el mano a mano por la buena acción defensiva de Gonzalo Llerena. El Sanse mantuvo la incertidumbre del resultado hasta el final, pero no logró prolongar el bache del Deportivo, que vuelve a vencer tras tres jornadas sin hacerlo.

DEPORTIVO DE LA CORUÑA Mackay; Víctor García, Lapeña, Jaime, Héctor Hernández; Álex Bergantiños (Rafa de Vicente, 81′), Juergen, Diego Villares; Noel (Quiles, 67′), William (Menudo, 81′), Miku.
SAN SEBASTIÁN DE LOS REYES
Miguel Bañuz; Barreda (A) (Javi Rueda, 79′) (A), Fomeyem, Gonzalo Llerena, Iván Pérez; Dani Molina, Llorente (Jime, 68′), Raúl Hernández (Fer Ruiz, 46′), Borja Martínez; Borja Sánchez (Carlitos, 79′), Arturo (Jauregi, 68′).
GOLES 1-0 Miku (36′)
ÁRBITRO Carlos Fernández Buergo, comité asturiano.
INCIDENCIAS Riazor, 14.744 espectadores.
Los Importantes 2021/2022
SANSE
3.
2.
1. Fomeyem
E: Marcos Jiménez 1
Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí