Publicidad

partido agónico en el Recinto Ferial. El colista visitaba el antepenúltimo, buscando ambos quien sabe si el último tren hacia la lejana salvación. El que perdiera iba a quedar no solo hundido en la clasificación, sino también con un golpe moral aún más letal. Y ese rejonazo se lo llevó el Moscardó, que de este modo vio como saltó por los aires su buena dinámica de los últimos tres partidos (siete puntos).

Lejos de lo que muchos podían pensar, al ser un duelo con tanta necesidad y urgencias, no fue un mal partido ni muchísimo menos. A ninguno de los treinta futbolistas que participaron en el partido le temblaron las piernas, ni le pudo la ansiedad, ni las prisas…. Nada de los tópicos habituales en esta clase de partidos dramáticos. Dentro de sus posibilidades, ambos equipos ofrecieron un buen partido, dando mejor trato de balón el Moscardó que un Complutense que jugó más directo.

Sorprendió de inicio Ernesto Gallardo. No por la formación en sí, puesto que los once que formaron de inicio suelen ser titulares habitualmente, sino por el cambio de esquema y de posición de algunos futbolistas. El técnico cántabro aparcó el 5-3-2, para jugar con un 4-4-1-1. Del Valle y Dani García adelantaron su posición, jugando ambos de extremos cada uno por su banda, pasando De la Cuerda al centro del campo, Tito a su posición natural (lateral derecho), pasando su hermano Isra al zurdo. En los de Usera, se cayeron del once que ganó al Moratalaz Desai, Marcos Blasco y Provencio.

Como decimos, ambos equipos jugaron con mucha calma desde el inicio. De hecho, en ningún momento se oyó desde ningún banquillo eso tan habitual del “calma, calma”. El Moscardó jugaba más el balón, aunque el choque era de ida y vuelta. Sin que ninguno de los dos equipos se entretuviera con el balón, éste iba de campo a campo, aunque sin lograr conectar con los hombres en punta. Casero y Alberto apenas tenían que intervenir, puesto que las dos defensas solían anticiparse a los atacantes, que dicho sea de paso, tampoco ganaban muchos duelos. De este modo, el peligro llegaba a balón parado, aunque sin complicaciones para los metas. En el primer tiempo, las más claras fueron para los visitantes Sergi (dos remates de cabeza) e Iker Bengoa (falta directa). Por su parte, el Complutense tuvo el uy, en un remate de cabeza que De la Cuerda cruzó en exceso por poco, tras un córner muy cerrado de Dani García.

Tras el paso por vestuarios, Ernesto Gallardo volvió a mover sus fichas. Sin realizar ningún cambio de futbolistas, pero si de posiciones. Isra pasó del lateral izquierdo al extremo diestro (una posición más habitual), retrasando así Del Valle su posición a la altura de la zaga por el perfil derecho, pasando Tito a jugar como lateral izquierdo.

Este movimiento sobre el tablero, de inicio, no generó ningún cambio en el desarrollo del juego. Aunque el partido podría haber tomado otros derroteros, si nada más arrancar el segundo tiempo, Alberto no le hubiese sacado a Sergi un gol que parecía cantado, tras un disparo desde fuera del área al que voló el ex cancerbero del Rayo Vallecano. Pero con el paso de los minutos, las prestaciones del Moscardó fueron cayendo, frente a un Complutense que mejoró con la entrada de Sicilia. El jugador cedido por el Ursaria, comenzó a generar peligro por su banda, y le dio dos pases de gol a Manu Ruiz, que con el punto de mira algo desviado, erró dos claras ocasiones, siendo una de ellas de esas que parece más difícil fallarlas que meterlas, solo en el segundo palo.

Pero no se desesperó el nueve alcalaíno, que a la tercera vio como esta vez fue la vencida, y logró el tanto de la victoria de los suyos. Corría el minuto setenta, cuando tras bajar un centro desde la banda diestra, colocó el cuerpo, y con un fuerte remate fusiló a Casero.

Faltaban veinte minutos para el final, y se esperaba una reacción del Moscardó, pero no llegó. Extrañamente, Dani Simón no realizó ninguna sustitución hasta el minuto ochenta y seis, a pesar de que su equipo no lograba ni por asomo dar una imagen similar a la del primer tiempo, incapaz de crear peligro. Por su parte, los locales retrocedieron unos metros, sabiendo que lo más difícil lo tenían hecho, y que era más cuestión de aguantar lo que tenían que buscar algo más. Aunque los blanquirrojos no se encerraron, si cerraron más espacios, ayudados por la entrada de hombres de refresco, con un perfil más defensivo. De hecho, los alcalaínos acabaron el partido sin delanteros puros.

Al final, sin agobio ninguno, el Complutense logró sumar tres puntos, rompiendo así su mala racha de once jornadas sin ganar (casi tres meses), que le hundieron en la clasificación. Aunque la salvación se sigue viendo lejos en el Ferial, esta victoria da esperanzas de poder revertir una situación que para el Moscardó parece casi definitiva. Pero esto es fútbol, y todo puede pasar.

COMPLUTENSE ALCALÁ Alberto Chino; Tito (A), Miguelón, Pancorbo, Isra (Sicilia 57’); Del Valle (A), De la Cuerda, Jorge Sánchez (Imanol 72’), Dani Sánchez (Alamancos 72’); Garci (Said 85’); y Manu Ruiz (De Prada 85’).
COLONIA MOSCARDÓ
Casero; Correa (Escobar 86’), Beltrán, Iker Bengoa, Cortés; Rubén Darío, Nader; Narek (Marcos Blasco 86’), Sergi, Mario Alonso (Gallardo 90’); y Felipe Cortés.
GOLES 1-0 Manu Ruiz (70’).
ÁRBITRO Álvarez Castaño.
INCIDENCIAS Recinto Ferial, unos 200 espectadores.
Los Importantes 2021/2022
COMPLUTENSE
MOSCARDÓ
3. 3.
2. Sicilia 2. Sergi
1. Manu Ruiz 1. Rubén Darío
E: Ernesto Gallardo 2 E: Dani Simón 1
Á: Álvarez Castaño 2
Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí