Publicidad

se repitió la historia de la temporada pasada, aunque hayan pasado solo siete meses. El Paracuellos vuelve a ser el primer equipo visitante que gana al Complutense en su feudo, aunque en esta ocasión era el segundo partido que disputaban los blanquirrojos en su feudo. Y con el mismo resultado, aunque en esta ocasión no vino de penalti (aunque sí falló uno el filial), sino en un contragolpe nada más arrancar el segundo tiempo. Un doble déjà vu para el filial del Rayo Majadahonda, que ya el pasado miércoles sustentó su victoria en un gol de Solomon y en las paradas de Diego Moreno, como ocurrió en la tarde-noche del sábado.

El partido lo afrontaron los dos entrenadores con un esquema con tres centrales, aunque cada uno con sus matices. En los locales, aunque Isra y Mario (sobre todo el segundo) se incorporaban al ataque al tener toda la banda para ellos, solían situarse a la altura de los mencionados tres centrales, conformando una defensa de cinco. Enfrente, Acho y Merencio ocuparon las bandas, desentendiéndose bastante más de las labores defensivas que los carrileros con los que se jugaban la banda.

El cuadro visitante tenía más el balón, y quería proponer más. Sobre todo en un primer tiempo más soso e igualado, con menos ritmo que el segundo. En la primera mitad apenas se vieron cosas, aunque el Paracuellos tuvo una ocasión pintiparada para ponerse por delante en el marcador. Corral trabó por detrás a Cortés, decretando sin dudarlo un solo instante Huerta Duque penalti, al producirse la jugada nada más internarse el jugador del filial en el área grande. Álvaro Merencio asumió la responsabilidad de lanzar la pena máxima, tratando de repetir el gol desde los once metros del pasado curso en ese mismo escenario, aunque en la portería contraria. Sin embargo, el habilidoso jugador majariego se topó con un Alberto Morán, que no solo le adivinó el lado del lanzamiento (a la derecha del meta), sino que atrapó el cuero, aunque fuera en dos tiempos.

La acción del penalti detenido por el portero local fue la primera acción de verdadero peligro del partido, y eso que fue en el minuto veinticinco. Hasta entonces, poco se habían pisado las áreas, y ninguno de los dos guardametas tuvo que intervenir. Después, de lanzamiento directo de falta las tuvieron Alamancos y Cortés; mientras que la más clara fue para Pancorbo, en un cabezazo que se le marchó por poco al hoy delantero del Complutense, a servicio de Mario, en las postrimerías del primer tiempo.

Tras el paso por vestuarios, Corral dejó su sitio en el Complutense a Imanol, sin que esto significara ningún cambio táctico en el equipo local. Sin embargo, los de Gallardo saltaron con otro aire al segundo tiempo, buscando desde el inicio la portería de Diego Moreno, al que eso sí, solo inquietaban a balón parado. Según iban pasando los minutos, mejor se iban encontrando los alcalaínos. Pero hete aquí hicieron acto de presencia los caprichos del fútbol, y cuando mejor se estaba empezando a ver la escuadra local, se toparon con el que a la postre acabaría siendo el tanto de su derrota. Solomon cazó un rechace dentro del área por el perfil zurdo, y con un bonito remate cruzado, raso junto al palo contrario, hizo el 0-1; en una jugada precedida por una rápida transición y dos rechaces.

De primeras, acusó el mazazo el Complutense, lo que aprovecharon los de Alcázar para sacudirse el dominio. Durante un cuarto de hora, el juego se equilibró, teniendo un desarrollo similar al discreto primer tiempo. Pero en los últimos veinte minutos, los de Ernesto Gallardo reaccionaron, y volvieron a acosar a los visitantes. El balón tocaba poco el nuevo césped del Recinto Ferial, y había muchas faltas, lo que no significó que el partido perdiera ritmo ni se volviera bronco. Además, el arma del balón parado, fue la favorita de los locales para crear ocasiones de gol sobre la portería de un Diego Moreno soberbio, que repelía todo lo que le llegaba. Y no fue por intentos de los alcalaínos, puesto que prácticamente todos sus jugadores de campo (Alamancos, Pancorbo, Tito, De la Cuerda, Jorge Sánchez…) lo intentaron, pero se toparon una y otra vez con el guardameta. Daba igual que el balón fuera a la escuadra; ajustado al palo; al larguero; por bajo…. El cancerbero del filial se convirtió en un muro insuperable para desesperación de un Complutense, que en los últimos minutos se olvidó de la defensa de cinco en búsqueda del empate a la desesperada. Y además, sin sufrir en su portería, puesto que tan solo Arthur tuvo opción real de marcar para los visitantes en el tramo final, topándose con Alberto Morán.

Pero por mucho que lo buscara y lo mereciera, el Complutense se quedó de nuevo sin marcar (esta liga solo ha anotado en el único partido que ganaron frente al Alcalá), viendo volar los tres primeros puntos de su fortín del Recinto Ferial. Todo lo contrario que un Paracuellos Antamira, que suma pleno de puntos en sus partidos disputados (todos en una semana al haber descansado en la primera jornada), que le aúpan de forma definitiva a la zona noble de la clasificación, en este inicio de liga.

COMPLUTENSE ALCALÁ Alberto Morán; Isra (A) (Del Valle 56’), Tito (A), Miguelón, De la Cuerda, Mario (Said 75’); Romero (A) (Jorge Sánchez 65’), Corral (Imanol 46’), Alamancos; Garci (Jackson 65’) y Pancorbo (A).
PARACUELLOS ANTAMIRA
Diego Moreno; Nabil (A), Higuera, Kevin de la Llave; Acho, Expósito, Javi Fer (A) (Iván Fernández 78’), Arthur (A) (Montesinos 86’), Merencio (Jaime 66’); Cortés (Álvaro Díaz 66’) y Solomon (Losada 86’).
GOLES 0-1 Solomon (55’).
ÁRBITRO Huerta Duque. Amonestó al segundo entrenador del Complutense, Carlos Gª Fonseca.
INCIDENCIAS Recinto Ferial, unos 100 espectadores.
Los Importantes 2021/2022
COMPLUTENSE
PARACUELLOS
3. Pancorbo 3. Diego Moreno
2. Alamancos 2. Javi Fer
1. Mario 1. Cortés
E: Ernesto Gallardo 2 E: Manu Alcázar 1
Á: Huerta Duque 2
Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí