Publicidad

e

l Alfredo Di Stéfano volvía a acoger una jornada crucial para cimentar las aspiraciones de play off. Una victoria blanca le permitía dormir líder de la clasificación. Enfrente llegaba el filial del Celta como quinto clasificado.

El encuentro comenzaba muy igualado, las fuerzas estaban en lo más alto. Nadie lograba desenmarañar la telaraña que habían tejido ambos entrenadores, ningún equipo dominaba sobre el otro, la posesión se repartía por igual.

Los minutos pasaban y las ocasiones brillaban por su ausencia. Los porteros no habían tenido que intervenir en estos primeros veinte minutos. En el veintiuno llegaba la primera del mago blanco.

Arribas ponía a prueba los reflejos de Ruly con un remate desde la frontal, que repelía de manera esplendida con una gran mano.

Siete minutos después el extremo madridista llenaba de júbilo y éxtasis el estadio blanco. El filial blanco montaba la contra, se la quedaba Arribas, driblaba a su par y con un disparo con comba anotaba el primero de la tarde.

La cantera celeste no iba a responder hasta el minuto treinta y seis del duro mazazo del gol. Bartolomé llegaba desde segunda línea, pero su remate se marchaba muy desviado de la meta de Mario.

El horizonte del descanso se avecinaba y el filial madridista iba a tener la última ocasión con un centro de Arribas que no llegaba por poco Carrillo en el segundo palo.

La segunda mitad comenzaba como la anterior, la posesión se repartía. Aunque el cuadro dirigido por Raúl ponía una marcha más. A consecuencia de esto tendría las ocasiones de gol. La primera con un testarazo de Marvel que despejaba la defensa bajo palos. Un minuto después Aranda corría la misma suerte que su compañero.

Las oportunidades más claras iban a ser del conjunto local. Nico Paz lo intentaba, pero el cuero se marchaba rozando el palo. Dotor ponía a prueba a Ruly, que despejaba con una gran parada.

Los entrenadores introducían cambios en el once en busca de que el marcador cambiase. Con la cantera celeste volcado arriba, el filial blanco montaba la contra, Arribas era el director de orquesta, se la cedía a Dotor, este a Aranda, que la devolvía al ocho blanco, que con una sutil definición anotaba el segundo de la tarde.

En el minuto ochenta y siete, el colegiado de la contienda señalaba los once metros. Arribas era el encargado de lanzarlo e iba a poner la guinda del pastel poniendo el tres cero final.

Con este triunfo el cuadro blanco duerme en el liderato a la espera de lo que haga en el día de mañana el Alcorcón.

REAL MADRID CASTILLA Mario de Luis; Peter, Carrillo, Rafa Marín, Marvel(Pablo Ramón 88´), Obrador; Mario Martín(A)(Theo 78´), Dotor(Edgar 88´), Nico Paz(Tobias 78´); Aranda(Noel 82´), Arribas
CELTA DE VIGO B
Ruly; Medrano, Gael(A)(Iván 46´), Domínguez; Bartolomé(Raúl Blanco 70´); Javi(Beitia 70´)(A), Martín(A)(Carrique 78´), Sotelo, Tincho(Durán 61´); Lautaro, Hugo
GOLES 1-0 Arribas(28´); 2-0 Dotor(75´); 3-0 Arribas(87´)(Penalti)
ÁRBITRO Domínguez Cervantes, comité andaluz
INCIDENCIAS Alfredo Di Stéfano,uno 2750 espectadores
Los Importantes 2022/2023
CASTILLA
3. Arribas
2. Dotor
1. Obrador
E: Raúl González 3
Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí