Publicidad

Informa: Mateo Pintado

El conjunto de Raúl González Blanco recibió este pasado domingo a uno de los grandes candidatos para el ascenso, y una vez más, la falta de acierto de cara a portería generó un duro varapalo para un filial merengue que queda contra las cuerdas.

Una buena primera mitad madridista

 El equipo merengue comenzó de buenas maneras el encuentro, tratando de ahogar a la zaga andaluza con una fuerte y alta presión, y evitando que el conjunto de Iván Ania pudiese generar su estrategia de juego habitual.

El primer gol del encuentro pudo estar en las botas de un David González que no logró mandar al fondo de la red un gran centro lateral que quedó muerto en el punto de penalti.

El Córdoba por su parte, trató de abrir la lata con dos tímidos remates de un Lapeña que no logró ver portería en la primera mitad.

Tras aquel aviso al combinado califa, llegó otra gran ocasión perdida por un Nico Paz al que le faltó oxígeno para rematar un gran contraataque del conjunto local en los últimos minutos del primer tiempo.

El colegiado, Jaime Ruiz Álvarez, sentenció el final de los primeros cuarenta y cinco minutos con un Real Madrid Castilla que estaba en su mejor momento.

El Madrid se vino abajo, y el Córdoba lo aprovechó

En los primeros compases del segundo tiempo, el combinado madridista propuso el mismo juego que había hecho en la primera mitad, con ocasiones como la del uruguay Álvaro Rodríguez que no lograron coger portería.

Desafortunadamente para el filial merengue, cuando todo parecía que si ocurría algo sería un tanto local, a pesar de la mejora del combinado andaluz, Calderón mandó al fondo de la red un gran centro lateral que, debido a un grave error defensivo madridista que dejó al zaguero natural de Paradas, Sevilla, solo en el segundo palo de la portería defendida por Cañizares.

Pocos instantes después, el equipo madrileño trató de recomponerse, tanto que un recién entrado Yeremy León estuvo a punto de devolver las tablas al marcador en un contragolpe que atajó heroicamente el guardameta califa, Marín.

El club merengue se vio finalmente sentenciado con una doble amarilla un tanto dudosa a Mario Martín, pivote defensivo que se vio obligado a abandonar el terreno de juego con más de la mitad de la segunda parte por delante.

Poco después de esa incierta expulsión, Ruiz Álvarez, colegiado del comité astuairano, volvió a hacer de las suyas y señaló un penalti muy protestado por las gradas del Di Stéfano a Marvel. Finalmente, Toril cumplió y sentenció el encuentro desde los once metros.

A pesar del último arreón del conjunto madrileño, los cordobeses mantuvieron la portería a cero y sacaron los tres puntos de un Alfredo Di Stéfano que se está convirtiendo en una gafada sede para el equipo de Raúl.

Este resultado deja al equipo andaluz en segunda posición, a 5 puntos de un Castellón que jornada tras jornada demuestra ser el gran candidato para el ascenso de Segunda División, y al filial merengue contra las cuerdas de un descenso que se encuentra a cuatro puntos del equipo de Raúl.

 

REAL MADRID CASTILLA Cañizares, Carrillo, Marvel (Obrador 80’), Mario Martín (AA 75’), Theo (De León 66’), Álvaro Rodríguez (Edgar 80’), Nico Paz, David González (Aparicio 80’), Asencio, Lorenzo y Cuenca (Víctor Muñoz 66’).
CÓRDOBA
Carlos Marín, Albarrán, Lapeña, Martínez (Matías Barboza 62’), Calderón, Álex Sala (Isma Ruiz 71’), Diarra, Carracedo (Leiva 81’), Adilson (Simo 81’), Kuki Zalazar y Kike Márquez (Toril 71’).
GOLES 0-1 Calderón (58′); 0-2 Toril (77′).
ÁRBITRO Ruiz Álvarez.
INCIDENCIAS Alfredo di Stéfano, unos 2.000 espectadores.
Los Importantes 2023/2024
CASTILLA
3.
2. Nico Paz
1. David González
E: Raúl González 2
Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí