Publicidad

e

n este derbi, siguiendo la estela del disputado en Primera División, tampoco faltó el sabor especial que traen consigo este tipo de encuentros. Intensidad, emoción, la rivalidad más pura y dura se palpaba sobre el verde desde los primeros compases del partido.

El cuadro blanco comenzó siendo superior, los de Raúl González se hicieron rápido con la posesión en el Cerro del Espino, aunque no por ello impidieron que el combinado rojiblanco se acercara al área madridista. De hecho, en el minuto dieciocho Camello estrellaba el primer disparo rojiblanco en el poste. Después llegaría la intentona de Nando, su testarazo fue interceptado por Fuidías, quien -de haber habido público en la grada- con seguridad se hubiera llevado una ovación de la bancada madridista.

El filial merengue inauguró el marcador. Corría el minuto veintidós cuando Sergio Arribas botaba una falta lateral al segundo palo que Gila mandaba, de cabeza, a las mallas. Apenas dos minutos después buscaba la réplica el Atlético en un uno a uno de Camello ante el meta del Castilla que, de nuevo, salvaba a los visitantes del tanto rojiblanco.

El Castilla buscó el segundo antes del descanso, y cerca estuvo de lograrlo Arribas. Tras un error en la salida de San Román, el delantero buscó portería con un remate que fue interceptado por Medrano prácticamente sobre la línea de gol.

El descanso le sentó bien a los de Nacho Fernández. Pudo igualar fuerzas el Atlético por medio de Valera, cuya ocasión clarísima acabó frustrada por Chust, que sacó el esférico bajo palos. Poco después, el filial atlético pidió penalti por un agarrón a Toni Moya, pero el colegiado no lo consideró. Los blancos, por su parte, pudieron ampliar la ventaja alrededor del minuto cincuenta y cinco, pero el chut de Hugo Duro se marchó por alto.

El dominio del Castilla menguó a medida que se acercaba el final, los últimos veinte minutos se colmaron del ímpetu de los locales, que amenazaban con la igualada cada vez más. La compensación a la intensidad rojiblanca llegaría en el minuto noventa cuando, en una de las acciones de ataque, el cuero tocaba en la mano de un jugador madridista y el árbitro señalaba penalti. Borja Garcés hacía el 1-1 y desataba la euforia rojiblanca sin esperar lo que vendría después.

Y es que, apenas cuatro minutos más tarde, el colegiado concedía la pena máxima -esta vez- a favor de los blancos. Sergio Arribas, el afectado en cuestión por el derribo en el área blanca, también se encargó de transformarlo y darle los tres puntos al Real Madrid Castilla al borde del pitido final.

ATLÉTICO B
San Román, Álvaro G., J.Calavera (A) (Castro 76´), Toni Moya (A) (Ródenas 85´), Camello (Mario 75´), Nando (Abde Damar 46´), Ricard, Jm Sanabria (A) (Borja G 59´ (A)), Mariano, G.Valera.
REAL MADRID CASTILLA
Toni Fuidías, Gila (A), Chust, Blanco (A), Marvin (Sintes 76´), Dotor, César (Hugo Vallejo 68´), Hugo Duro (Latasa 84´), Santos (A), Arribas, Retu.
GOLES 0-1 Gila (22′), 1-1 Borja Garcés (p.) (90′), 1-2 Arribas (p.) (94′)
ÁRBITRO Busquets Ferrer, Mateo.
INCIDENCIAS Cerro del Espino, a puerta cerrada.
Los Importantes 2020/2021
ATLÉTICO B
RM CASTILLA
3. Camello 3. Sergio Arribas
2. Ricard 2. Fuidías
1. Borja Garcés 1. Chust
E: Nacho Fenández 1 E: Raúl González 2
Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí