Publicidad

S

eñoras, señores, aficionados atléticos vengan a ver cómo se juega al fútbol al Cerro.  Con razón el entrenador del primer equipo tira de estos chicos. Qué bárbaro, qué velocidad, qué capacidad con el balón. Señores de Mediapro televisen al B en vez de al A. Esto que hace el filial se llama jugar. Además con intensidad porque el B pone tanta calidad como ganas por eso está donde está. En lo alto de la tabla. El recital fue en los dos lados de la cancha porque la maravilla que fabricaron los de arriba tuvo contrapeso con un partido muy serio de los centrales rojiblancos que no concedieron apenas a un rival que estuvo en el lugar equivocado, el peor día posible.

El atrevimiento del filial nos despertó rapidamente de la siesta. El descaro de Riquelme en su banda, el atrevimiento de Ricard en la otra y las apariciones de los laterales por sorpresa desarbolaron pronto a un Langreo a merced del temporal desatado por los colchoneros. El pronto acierto de Ricard ante la portería rival asentó el fútbol de los de Nacho que se sintieron poderosos con el balón en los pies. Toque, toque, velocidad, uno contra uno, movimiento con y sin balón algo en lo que Camello está creciendo a pasos agigantados nos libraron una primera mitad superior. Como para remedar lo hecho por el primer equipo por la mañana.

Que el segundo gol fuera “un churro” no resta mérito a lo ofertado por los locales. La jugada original de hecho venía precedida de una combinación a velocidad de vértigo que falló en el último momento aunque finalizara con balón al portero que en su intento de despejar estrelló el balón en Riquelme. Compensó el infortunio asturiano un colegiado (si este es su nivel apañados estamos) que se comió un penalti a Camello que percibió hasta el vendedor de cupones de la ONCE. El recital de fútbol no acabó ahí y bastante tuvo el Langreo con no acabar cediendo más goles.

El espectáculo no se apagó con el asueto. El filial salió a la segunda mitad como si fuera perdiendo cero a uno. La diferencia es que ahora como el Langreo quería salir arriba había muchos espacios y Riquelme, Camello y Ricard con sitio para correr son imparables. Sobre todo el siete colchonero ¡qué delicia con el balón en los pies! ¡qué velocidad corriendo, pensando y ejecutando acciones! Además que no solo fue caviar el ataque, atrás muy bien: sesenta y siete minutos tardaron los asturianos en tener una ocasión con un disparo lejano que sacó Conde.

Ya saben socios rojiblancos, si quieren ver espectáculo vengan al Cerro, vengan a ver a este B que es una delicia, que juega como los ángeles y que lo da todo. Además les sale gratis.

ATLÉTICO B Conde, Carlos Isaac, JC, Álvaro García, Manu (Medrano 79´); Ricard, Tropi, Solano (Mikel 70´), Riquelme; Oscar (Borja Garcés 66´) y Camello.
LANGREO
Adrián Torre; Cristian, Ramiro (Colo 46´), Alain, Gayoso (Ramón 70´); Álvaro (Pedro Montero 54´ ), Mateo, Lavsamba, Davo; Adrián Llano y Marc Nierga.
GOLES 1-0 Ricard (8′), 2-0 Riquelme (31’),  3-0 Riquelme (53′), 4-0 Camello (61′).
ÁRBITRO Irturtzun Artola, colegio navarro.
INCIDENCIAS Estadio el Cerro del Espino, unos 900 espectadores.
Los Importantes 2019/2020
ATLÉTICO B

3. Riquelme 3.
2. Ricard 2.
1. Camello 1.
E: Nacho Fernández 3 E:
Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí