Publicidad
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

V

olvía Sergio Camello a una convocatoria tras más de dos meses lesionado, volvía Valera tras un mes fuera por el Mundial sub. 17. Ambos cuajaron una buena actuación para el tiempo disputado. Por suerte para el Atleti está Conde, como antes ha estado Alex. Es complicado ser portero en un equipo al que le tiran dos o tres veces por partido. El portero del filial hizo una parada, enorme para evitar el 0-1: realmente hizo poco más que llame la atención. Ocurre que esa parada tenía un valor extraordinario porque en un partido tan, tan, tan, pero tan apretado cualquier desliz o acierto era “comme une perle rare”.

Para los titulares queda el bullir de ese jugador diferente que es Camello, aún por pulir (no se nos olvide) o la obra de arte del tercer gol de Valera, otro juvenil, que reedita con brillo la tradición atlética de los “sietes” chiquitos y desequilibrantes. Aunque estaría bien que el oropel de envuelve a éstos no deslumbrara como para omitir el tremendo partido de Mikel en la contención ahogando la línea de tres cuartos donde el Inter tiene a un genio como Rubén Ramos. Otro tanto hizo Chevi, con la diferencia que a éste se le escapó Oscar Clemente una vez y fue letal.

El Inter sabe a qué juega. Su primera misión es que el partido se lidie según su conveniencia, arrancarle el discurso cuesta más trabajo del que parece. Negarle el balón es tarea herculina, someterle con marcador parejo muy complicado. Es verdad que el filial se adapta a registros diversos, pero casi siempre sobre el patrón del ritmo. Si el partido se duerme le cuesta. No se alarmen es, casi siempre, culpa de la edad, el IVA de la formación. Así que de ocasiones poco que hablar en la primera mitad. Una colada Manu con centró atrás para el remate de Oscar y la adecuada respuesta de Felipe y una jugada de estrategia con remate de Mejías de cabeza que se le fue pese a que estaba en buena posición.

De los visitantes no hubo noticias ofensivas porque los colchoneros sí que atinaban a tapar la producción de Ramos, muy eclipsado por el trabajo defensivo de los medios locales. Es difícil precisar pero probablemente al descanso el porcentaje de satisfacción fuera más interista que atlético. Sin que desmerezca ninguno porque estos partidos son la esencia de esta categoría donde se destila más Garnacha que Cabernet.

Para el filial, si quería sacar algo más que el punto del sudor, tenía que pasar algo. Porque el partido devenía como le interesaba al Inter que tuvo, además la primera de verdad. En una jugada de estrategia Rufo remató de cabeza a la mismísima base del poste, hasta allí llegó la manopla de Conde para firmar una parada sensacional y mantener el marcador a cero. Ese “algo” fue Camello. Con el madrileño en “pista” mudó el filial. Más allá de su quehacer propiamente, levantó expectativas que Cedric y Oscar supieron trasladar al tapete.

El media punta se liberó y encontró espacios para ordenar. En uno de estos generó la jugada que acabó con el centro de Cedric, balón rebotado que remata Camello abajo y paradón de Felipe, pero en el rechace Oscar le madruga la merienda a los centrales para poner la puntera y enviar a la red. Del posible 0-1 al 1-0. El Inter le ha aplicado esa medicina a bastantes rivales. Sabe lo que es. El partido se tornó imprevisible porque Marcos, como siempre, no se conformó. Nunca se resigna a perder, le sabe igual sea por uno o por tres y se fue arriba. No ejecutó tan bien ese plan aunque tampoco se puede decir que Felipe padeciera tormento.

Ya muy al final una enorme jugada personal de Valera acabó con el segundo en la cuenta local. La trascendencia es mayor para la retina que para lo demás. Porque conviene no obviar que el filial se encontró con que Toni Moya y Darío estaban bajo las órdenes de un Cholo que va a contar con ellos y otros más. Un Cholo que, por cierto, en cuanto pudo siguió el partido para controlar la progresión al talento que está cincelando, sin hacer ruido, Nacho Fernández. Entrenador del mejor filial de España, por el momento.

ATLÉTICO B
Conde; Ricard, Mejías (A), Álvaro García (J.C. 82´) , Manu; Riquelme (Valera 68´), Mikel, Sanabria, Cedric; Oscar y Salido (A) (Camello 63´).
INTERNACIONAL
Felipe; Gallardo (A), Moyano (A), Llerena, Simón (Aythami 76´); Mancebo, Chevi, Del Pozo (Herrero 80´), Nouman (Junior 62´); Rubén Ramos y Rufo.
GOLES 1-0 Óscar (71′), 2-0 Valera (88′)
ÁRBITRO García Gómez, comité extremeño.
INCIDENCIAS Cerro del Espino, unos 300 espectadores.
Los Importantes 2019/2020
ATLÉTICO B
INTERNACIONAL
3. Mikel 3. Chevi
2. Conde 2. Rufo
1. Óscar 1. Simòn
E: Nacho Fernández 2 E: Marcos Jiménez 1
Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí