Publicidad

se jugaba el aplazado de la tercera jornada en el Cerro del Espino entre el filial de Antonio Rivas y el UD Melilla de Ángel Viadero; ambos venían a este partido con sensaciones muy negativas tras sus encuentros del fin de semana; mientras el filial caía derrotado en terreno del Socuéllamos a tres minutos del final y en un mal partido, el conjunto melillense solo conseguía un punto ante el filial getafense en el Álvarez Claro y con disgusto de la propia afición contra su equipo. Bajo estas premisas y con un sol de justicia empezaba a rodar el balón en el muy cuidado césped del Cerro del Espino.

Los primeros compases del partido fueron de escarceos que no condujeron a nada notable de cara al marcador. En el Atlético B se movía bien Camello que lo intentó al cuarto de hora con un disparo que despejó la defensa, mientras que en el conjunto melillense era Fran García su jugador más activo. Al filo del minuto veinte una falta en el lateral izquierdo del ataque azulino sobre Iker Hernández propició la primera amonestación a Álvaro García; Isi Gómez la puso en el área y el remate de Iker Hernández acabó dentro de la portería, pero el asistente bien colocado señaló la posición de fuera de juego del delantero. El filial gozó de una clara ocasión de Camello que se topó con la buena intervención del meta Leo Santos, quizá en la ocasión más clara en esta primera parte.

La nota la dio Ruiz Aguilera que al más mínimo contacto mostraba tarjeta amarilla; Ismael veía la segunda amonestación en apenas cinco minutos y cuatro minutos más tarde el ex del Adarve Fran García también era amonestado.

Lo intentaba el filial, pero apenas encontraba espacios en una muy bien armada defensa visitante que apenas dejaba espacios atrás. Surgió la polémica en una acción individual de Sergio Camello que se fue de su marcador, entró en el área y Gutiérrez forcejeó con él y acabó mandando a córner, no sin antes quedar algo desequilibrado en la acción que fue protestada por los rojiblancos y donde fue amonestado Antonio Rivas a instancias del asistente de Ruiz Aguilera.

Tras el descanso y sin cambios en ningún equipo fue el Melilla el que se vio mas asentado en el terreno de juego y fruto de ello los de Angel Viadero se adelantaron en el marcador;

Corría el minuto cincuenta y tres cuando un centro desde banda izquierda y San Román no despeja bien un balón con Fran García encima y el cuero sale a la posición de Iker Hernández que dispara en parábola y bate al meta rojiblanco por la escuadra izquierda. El gol dio más aplomo a los visitantes que gestionaron mucho mejor el juego.

Tuvo el Atlético B la ocasión de igualar la contienda tras una buena combinación de todo el equipo que finalizó con un remate alto de Sergio Camus. Por su parte, Ruiz Aguilera seguía con su particular show tarjetero y ahora el amonestado era Ricard por una protesta tras cometer una falta. Posteriormente el Melilla tiene que realizar su primer cambio; su capitán Pepe Romero tiene que salir del terreno de juego en camilla y en su lugar entra Altimira. Antonio Rivas mueve el banquillo y realiza tres cambios al mismo tiempo, -Rojas, Antonio Moreno y Giuliano entran al campo y se van Javi Serrano, Castro y Mario Soriano-,

buscando con los juveniles mayor presencia en ataque. Pero el conjunto rojiblanco sigue mostrándose romo en ataque y los azulinos controlan la situación y el “tempo” del partido.

Borja Díaz es amonestado y Camello está a punto de arrebatar el cuero al meta portugués del Melilla. Los azulinos se quedan con uno menos debido a la doble amonestación de   Álvaro Molina a doce minutos para el final.

El Melilla con uno menos para afrontar el último tramo del partido, pero el Atlético B se sigue atascando en ataque y a pesar de que lo intentan con las subidas de Rojas, la defensa se muestra muy segura. Tenas y Luis Forcén que habían salido también por Ricard

y Medrano con las subidas por banda no encontraban resquicio y los minutos se iban poco a poco consumiendo no dando ninguna opción ni siquiera al empate.

El Melilla, mucho mejor asentado en el terreno de juego apenas se vio intimidado por el filial, a pesar de la inferioridad numérica. Cuando se cumplía el minuto noventa asestaron el golpe definitivo al resultado; tras un centro desde la izquierda fue Borja Díaz el que controló perfectamente el cuero con el pecho lo bajó y remató cruzado y raso a la derecha de San Román. Todo estaba decidido y Ruiz Aguilera añadió casi siete de añadido ya sin necesidad de ello. El partido concluyó con la justa victoria del conjunto de la ciudad autónoma que supo jugar sus bazas y gestionó mucho mejor el partido que un filial con falta de pegada y que todavía tiene opciones si gana los tres partidos que le quedan y esperar otros duelos directos.

 

ATLÉTICO B San Román; Sergio Camus, Marco Moreno (A), Álvaro (A), Medrano (Luis Forcén 76´); Javi Serrano (A) (Rojas 67´) Ismael (A); Ricard (A) (Tenas 76´), Mario Soriano (Giuliano 67´); Castro (Antonio Moreno 67´), Camello.
MELILLA
Leo Santos; Pepe Romero (A) (Altimira 65´), Alberto González, Álvaro Molina (AA R 78´), Gutiérrez; Parla, Isi Gómez; Fran García (A) (Jesús Muñoz 79´), Juanca; Borja Díaz (A), Iker Hernández (Eder Díez 88´).
GOLES 0-1 Iker Hernández (53´), 0-2 Borja Díaz (90´).
ÁRBITRO Ruiz Aguilera, colegio andaluz.
INCIDENCIAS Cerro del Espino, unos 400 espectadores.
Los Importantes 2020/2021
ATLÉTICO B
3.
2. Camello
1. Camús
E: Antonio Rivas 1
Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí