Publicidad

Una vez más se cumple la norma no escrita en el mundo del fútbol, que dice que cuando los resultados no acompañan, el que lo acaba pagando es el entrenador, sea cual sea su trayectoria. Esta vez le ha tocado a Jose Luis Sánchez Capdevila, que este miércoles ha dejado de ser entrenador del Alcorcón B.

Un año y medio ha durado la aventura de Capdevila en el banquillo del filial alfarero. El maño llegó a finales de septiembre de 2021 al segundo equipo amarillo, para sustituir al ascendido Jorge Romero con el primer equipo. Aunque le costó arrancar, el técnico logró clasificar por tercer año consecutivo al Alcorcón B para disputar el play off de ascenso a Segunda RFEF. Y no solo eso, el 21 de mayo logró el histórico ascenso tras derrotar al Manacor en la eliminatoria final disputada a partido único. Esta temporada, tras sufrir importantes cambios en la plantilla, está siendo dura para el filial alfarero, que tan solo ha logrado ganar tres partidos de los veintitrés disputados (la cuarta victoria del casillero fue en los despachos), siendo de este modo el equipo que menos puntos ha logrado del grupo 5.

Para los once partidos que restan (o trece en caso de un hipotético play-out) la dirección deportiva alcorconera ha tirado de meritocracia dentro de la casa, ascendiendo al entrenador del Juvenil División de Honor. Se trata de Gonzalo Cuenca, que a sus treinta y cinco años, se estrenará como entrenador de equipo senior. Hasta la fecha siempre había dirigido en fútbol formativo en el Rayo Vallecano, Rayo Majadahonda, y esta temporada el Alcorcón. A muchos aficionados al fútbol de Madriz les sonará su nombre, puesto que como futbolista defendió las camisetas de Adarve (donde se retiró), Colmenar, Vicálvaro y Arganda.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí