Publicidad

Si durante todo el curso nuestra Tercera ha sido igualada y competida, muestra de ello fue su gran final. El Alcorcón B logró el pase al play off nacional con mucho sufrimiento. Primero porque enfrente tuvo a un gran Paracuellos que le hizo sufrir de lo lindo, y después porque hasta el segundo minuto del añadido de la prórroga no lograron los alfareros el tanto de la tranquilidad.

El choque no fue el clásico de play off de toda la vida, con miedo a perder y pocas ocasiones hasta que la balanza se decantaba hacia un equipo u otro. En todo momento, se vieron dos equipos alegres que querían buscar la portería rival. En lo que sí coincidió el partido con el anterior sistema de competición fue con las pocas ocasiones de gol. Sobre todo en el primer tiempo, en el que apenas se vieron.

De inicio el control recayó en el filial majariego. Jugando en campo contrario, sin entretenerse en exceso con el balón, el equipo de Manu Alcázar tuvo sometido al Alcorcón B, que no estaba cómodo sobre el césped. Los chicos de Capdevila, acostumbrados a tener el balón y dominar al contrario, se veían en un escenario prácticamente desconocido para ellos. Aunque eso sí, su buen hacer defensivo, liderado por un sensacional Yuste impedía que las buenas intenciones del Paracuellos se convirtieran en ocasiones de gol. Aunque el partido se desarrollaba en la mitad del campo en la que defendían los amarillos, en la primera media hora tan solo se vio un disparo de verdadero peligro de los hombres vestidos de blanco. Solomon probó a Jagoba desde el interior del área con un fuerte disparo, que atrapó bien el meta alfarero. Enfrente, Diego Moreno era un espectador de lujo sobre el césped, puesto que el Alcorcón B, siempre fiel a su idea de salir con el balón jugado, apenas pisó el área un par de veces sin consecuencias.

La chicha del primer tiempo llegó en el tramo final. Tras la nota negativa del choque (Solomon se tuvo que retirar lesionado), el Alcorcón B tuvo la primera clara del partido. En un contragolpe liderado por Molina por banda diestra, éste dejó el balón al primer palo para Rafa Diz. El diez no llegó a rematar, y tocó lo justo para que el balón prologara hasta la posición de Baladía, que según llegaba en carrera soltó un zapatazo que iba camino de convertirse en el 1-0. Solo una gran estirada de Diego Moreno evitó lo que parecía un gol cantado. Por su parte, el Paracuellos también se pudo ir ganando al descanso, gracias a una acción similar a la de su rival. En el último minuto del reglamentario, Losada asistió desde la izquierda a Cortés, que desde la frontal del área remató, evitando el tanto Jagoba también con una gran estirada por alto, con la que se llegó al descanso.

Tras el paso por vestuarios el partido bajó de revoluciones, algo que le vino mejor al equipo amarillo para llevarse el partido a donde más le convenía. Con más balón, los de Capdevila daba mejores sensaciones, aunque tampoco acosaba a un Paracuellos firme, que al igual que la semana anterior frente a Las Rozas, no perdió el temple en ningún momento.

En lo que sí coincidía el segundo acto con el primero fue en el bajo número de ocasiones. Aunque se vieron más que en la primera mitad, no fue un chorreo en ninguna de las dos áreas. Los dos equipos lo intentaban con sus armas, y cerca de cumplirse la hora de partido, pudieron cobrar ventaja ambos. El primero en golpear fue el Alcorcón B, tras una gran jugada de Fode que asistió a Fabri, que con todo a placer desde el área chica, mandó el balón por alto en una de esas acciones que parece más fácil meterla que fallarla. A renglón seguido, en una contra, Faya metió un gran balón desde el interior hacia el segundo palo, que Cortés estrelló en la madera con un remate de cabeza picado abajo, por donde más duele a los porteros. Poco después fue César Gómez el que se topó con Diego Moreno, tras un buen balón de Rafa Diz.

Se animaba el partido, y con los hombres de refresco el Alcorcón B ganó presencia en campo rival. Capdevila retiró a sus tres hombres en punta (que estaban cuajando un buen partido), asumiendo el rol de creador de fútbol y peligro Rafa Diz, que junto con Fode, fueron una pesadilla para la zaga del Paracuellos, que apenas daba señales de vida en ataque. Y fue precisamente Fode el que se topó también con la madera, al anticiparse en una falta a los jugadores majariegos, estrellando el remate cruzado en el interior del palo, que acabó escupiendo hacia fuera el disparo.

Según se iba acercando el minuto noventa, con todas las ventanas de cambios agotadas, parecieron ambos equipos aceptar que su destino era la prórroga, o conformarse con la misma. A partir de entonces, es cuando sí o sí le valía el empate al Alcorcón B, que en el tiempo extra comenzó a arañar todos los segundos posibles al crono, cual equipo veterano. Tanto, que en los primeros quince minutos no ocurrió absolutamente nada.

En los segundos, sin ya nada que perder, Manu Alcázar apostó como hace siete días por Higuera de delantero, buscando colgar balones, rompiéndose el partido. El centro del campo desapareció en los últimos quince minutos, con un Paracuellos completamente volcado, acumulando mucha gente en torno a la frontal del área. Por su parte, el Alcorcón B se dedicaba a defender su pase, buscando el tanto el a la contra.

El gol pudo llegar para cualquiera de los dos equipos. Por el filial majariego, Kevin de la Llave y Rojas pudieron dar el pase a los blancos, mientras que Rafa Diz estrelló una falta directa en el larguero. El segundo de su equipo en el partido.

Parecía que la gran final acabaría con un 0-0 que otorgaba el pase al Alcorcón B. Acevedo González dio dos minutos más, en los que acabó llegando el tanto amarillo. Facu derribó en la imaginaria línea de tres cuartos a Rafa Diz, decretando el colegiado una falta muy clara. Tan clara como mal defendida por el Paracuellos. Sarmiento colgó el balón manso al área, corriendo siempre por delante de los defensores Yago Paredes. El balón botó entre Diego Moreno y el atacante amarillo, tocando el esférico el juvenil alfarero cayéndose ante la media salida del guardameta, elevando lo justo el balón para que pasara por encima del portero y se introdujera en la portería. Un gol que desató la alegría entre la expedición y afición visitante, con el que se acabó el partido. Aunque Merencio llegó a sacar de centro, directamente a portería, sin ninguna consecuencia, pitando el final Acevedo González según se perdió el balón por la línea de fondo.

ALCORCÓN B Jagoba Zárraga; Emi, Joao, Yuste, Iker Bachiller; Nepo, Fabri (Sarmiento 68’), Rafa Diz; Baladía (Fode 57’), César Gómez (Yago Paredes 84’) (A) y Molina (Samu Guillén 84’).
PARACUELLOS ANTAMIRA
Diego Moreno; Higuera, Álex García (Acho 114’), Nabil (A); Javi Fer (Tijan 82’) (A), Expósito (A) (Rojas 68’), Facu (A), Merencio; Faya (A) (Iván Fernández 68’), Solomon (Cortés 34’) y Losada (Kevin de la Llave 82’).
GOLES 1-0 Yago Paredes (122’).
ÁRBITRO Acevedo González.
INCIDENCIAS Navalcarbón, 980 espectadores.
Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí