Publicidad

El Alcalá se lo empieza a creer. Tras golear al Fuenlabrada Promesas, el equipo de Salvachúa se queda provisionalmente a tres puntos del cuarto puesto, lo que invita a soñar al entorno rojillo tras tres triunfos consecutivos. Todo lo contrario le ocurre a un Fuenlabrada Promesas, que cada vez ve más cerca la Preferente.

A pesar del marcador, no fue ni mucho menos el mejor partido de los rojillos esta temporada. Sí tuvieron toda la contundencia de cara a puerta que no han tenido durante todo el curso, pero no fue un partido arrollador de los cervantinos. Si fueron mejores que su rival, pero no fue uno de esos partidos en los que tienen sometidos al contrario creando (y marrando) multitud de ocasiones. Es más, los alcalaínos tardaron un cuarto de hora en tener su primera ocasión de gol, con la diferencia de que esta vez acertaron con la portería a la primera, lo que les allanó el camino. Corría el minuto quince, cuando Chato, libre de marca, entró con todo en carrera, disparando a romper solo ante Quintela, tras un buen balón desde la banda izquierda.

Abierto el marcador, se esperaba que el partido ganar en ritmo y juego, que hasta entonces estaba siendo más bien lento y bajo. Sin embargo, esto no ocurrió. Cierto es que el Alcalá, con la confianza que dan los goles, fue mejorando, pero le costaba dominar el juego a través del balón. Tampoco lo hacía el Fuenlabrada Promesas, en un partido algo anodino y con muchas imprecisiones.

Como decimos, se veían pocas cosas sobre el irregular césped de El Val, aunque los visitantes se toparon con el larguero tras un córner; teniendo justo después Garci el 2-0 con un remate a la media vuelta desde la frontal del área.

A falta de tres minutos para el descanso, sentenciaron la contienda los locales. Álvaro Portero recibió un balón largo escorado a la izquierda, y tras la salida a la desesperada de Quintela, picó el balón por encima del portero con una bonita vaselina con la que se llegó al descanso.

Tras el paso por vestuarios, el partido mejoró. Esta vez sí, el Alcalá logó el control del partido, sin conceder nada al filial, que ni se asomaba por el área de Degre. Por su parte, los rojillos jugaban menos directo que en el primer tiempo, pero dando sensaciones reales de peligro cada vez que merodeaban el área. Y aunque Andrei tuvo la oportunidad de meter a los azulones en el partido con un disparo alto, daba la sensación de que si había más goles, éstos serían en favor de los locales.

Y así fue. En apenas dos minutos, los cervantinos certificaron la goleada. El tercero fue obra de Macho, de penalti, engañando a Quintela, tras una mano dentro del área de Bóveda. Dos minutos después, tras un buen desmarque, Manu Toledano hizo el cuarto con remate sutil, cruzando el balón.

Con el 4-0 a falta de veinte minutos, los locales levantaron el pie del acelerador, ante un filial que Fede Bahón trató de rehabilitar con un triple cambio. Y aunque fue más por relajación de los locales que otra cosa, lo cierto fue que el equipo azulón comenzó a asomarse al área, creando dos ocasiones de peligro, acabando la segunda de ellas en el gol de la honra. Esperalta se aprovechó de un fallo defensivo local, para enviar al fondo de las mallas sin oposición un centro desde la banda derecha.

Al contrario de lo que suele suceder, más que para reactivar a los suyos, el gol sirvió para que los rojillos recuperaran la intensidad perdida, buscando un quinto tanto para dejar su gol average general en positivo, que quien sabe, puede ser decisivo a final de temporada al tener empatado el particular con uno de sus rivales: Las Rozas.

Pero el marcador no se alteró más. A pesar de que los de Salvachúa tuvieron tres muy claras, esta vez no lograron acertar con el marco contrario, finalizando el choque con el consabido 4-1 que les reconcilia con el gol (siete en los dos últimos partidos), y que les hace creer de verdad en que el play off todavía es posible. Todo lo contrario que un Fuenlabrada Promesas, que como poco, acabará la jornada a cinco puntos de la salvación (sin contar arrastres), a falta del mismo número de partidos.

RSD ALCALÁ Degre; Tito (Murci 71’), Javi Jiménez, Moyano (Ángel Moreno 71’), Adri (A) (Navarro 46’); Garci (Noman 62’), Aitor Monroy, Chato, Macho; Manu Toledano (A) (Jorge Sánchez 81’) y Álvaro Portero.
FUENLABRADA PROMESAS
Quintela; Guti, Iñaki, Rubén (Jaráiz 57’), Bóveda (A); Juampe (A); Blanco, Íker Liaño (A) (Andrei 57’), Pablo Montero (Talavera 74’), Adalberto (Esperalta 78’); y Chama (A) (Moha 74’).
GOLES 1-0 Chato (15’); 2-0 Álvaro Portero (42’); 3-0 Macho (penalti) (68’); 4-0 Manu Toledano (70’); 4-1 Esperalta (78’).
ÁRBITRO Cabedo Figueredo.
INCIDENCIAS Municipal del Val, unos 300 espectadores.
Los Importantes 2022/2023
ALCALÁ PROMESAS
3. Macho 3.
2. Álvaro Portero 2.
1. Chato 1. Andrei
E: Carlos Pérez Salvachúa 2 E: Fede Bahón 1
Á: Cabedo Figueredo 1
Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí