Publicidad

Una frase muy manida en el mundo del fútbol dice que “hasta que no pite el árbitro el partido no acaba”, algo de lo que pudieron dar fe tanto Alcalá como Ursaria este sábado. Y es que en el último minuto de los ocho de añadido, Barranquero Sánchez decretó sin dudarlo una pena máxima en favor de los locales, que no desaprovechó Abel Molinero para rescatar un punto para los suyos.

Antes del mencionado gol de Abel Molinero, los espectadores del Municipal del Val vieron el partido de prácticamente todos los días. El Alcalá dominó el encuentro y creaba multitud de ocasiones, enviando una vez más todos los balones al limbo, para desesperación de la parroquia local. Enfrente, el Ursaria no se encontró cómodo, como en los dos partidos precedentes entre ambos equipos esta temporada. Sin verse tan sometido como en los partidos de Septiembre. Y con una versión más defensiva de lo habitual, con una línea defensiva de cinco en el tramo final.

En líneas generales, el partido fue de más a menos, porque empezó muy bien. De inicio, ambos equipos salieron buscando al rival, teniendo opciones para marcar en los dos primeros minutos los dos equipos, en lo que parecía toda una declaración de intenciones. Es más, a la siguiente que tuvo el líder, se puso por delante en el marcador. Christian recibió sin oposición en el interior del área, un mal despeje de la zaga, que mandó al fondo de la portería con un disparo raso cruzado, junto al segundo palo.

Le tocaba remar una semana más al equipo de Salvachúa, que dio un paso al frente más decidido, al verse obligado por el tempranero gol en contra. Enfrente el Ursaria, en el primer tiempo, trató de frenar el ímpetu local tratando de retener más el balón. Jugando con la calma y la pausa que les daba el resultado, los osos parecían pensar que mientras no se equivocaran, sumarían una nueva victoria, para acercar cada vez más el ascenso. Los de Joselu trataban de defender a buen nivel las acometidas complutenses, viéndose obligados a buscar el gol al contragolpe.

Dado este desarrollo de partido el público se entretenía con un buen partido entre dos buenos equipos. Las ocasiones las ponían los locales, que las marraban una y otra vez. De todos los colores, pero con el mismo resultado: directamente fuera. Ya fueran de cabeza (Garci), libres de marca en el área pequeña (Jorge Sánchez), desde fuera del área (Ángel Moreno), a balón parado (Javi Jiménez)… Todas fuera sin que tuviera que intervenir Fran Martínez. Enfrente Manolo vivía cómodamente, puesto que el Ursaria no creaba peligro, quizá echando de menos el tener un rematador claro como el sancionado Jacobo Alcalde.

Sin embargo, el partido decayó mucho en la segunda mitad. Los visitantes trataron (y lograron) bajar el ritmo del partido, rascando todo el tiempo posible al crono. Enfrente, el Alcalá perdió la chispa, y aunque monopolizaba la posesión del balón, no lograba avanzar con él a zonas de peligro.

El choque se convirtió en un lento pasar de minutos. Ni unos ni otros lograban tan siquiera asustar al contrario, salvo en un disparo desde fuera del área de Aitor Monroy, hasta que se llegó al minuto ochenta. A partir de ese minuto, Joselu dispuso de una línea defensiva de cinco con la entrada de Juancho y Cortazar, habiendo hecho antes lo contrario Salvachúa, retirando a Moyano para dar entrada a Álvaro Portero. Una situación que provocó que los locales se volcaran con todo en los últimos minutos, en los que el central Ángel Moreno era un delantero más, buscando cazar a la desesperada un gol.

Resistía estoicamente las embestidas el cuadro visitante, que veía como Fran Martínez empezaba a intervenir para salvar el cero en su portería. La más clara, fue una gran mano abajo, junto a la cepa del poste, en un disparo de Abel Molinero, antes de finalizar el tiempo reglamentario.

El partido se prolongó ocho minutos, en los que el Alcalá embotelló al líder prácticamente en su área, sin encontrar portería. Todo parecía indicar que volarían otros tres puntos de territorio cervantino, hasta llegar al octavo minuto de añadido. En ese instante, Noman sacó un centro-chut que despejó Fran Martínez junto al larguero. La jugada continuó, y tras dos rechaces, Barranquero Sánchez decretó pena máxima contra el Ursaria, entre miles de protestas de los visitante argumentaban que Izan no tocó el balón con la mano, como así pareció. El encargado de ejecutar el penalti fue Abel Molinero, que aunque no logró engañar a Fran Martínez, si lo tiró lo suficientemente ajustado al palo, para que el meta no llegase, igualando así el partido.

Con el lanzamiento del penalti concluyó el partido (ni se sacó de centro), empatando a uno por tercera vez esta temporada Alcalá y Ursaria. Un punto de esos que se suele decir “no vale de nada”, puesto que en caso de ser definitivo a final de temporada, se acordarán más ambos equipos de los dos perdidos hoy que del sumado.

ALCALÁ Manolo Delgado; Huelves (A) (Tito 46’), Javi Jiménez, Ángel Moreno, Moyano (A) (Álvaro Portero 61’), Adri (De Pedro 69’); Aitor Monroy, Jorge Sánchez (Noman 61’), Macho (Hervías 86’); Abel Molinero y Garci (A).
URSARIA
Fran Martínez (A); Busto, Villalón (Hugo Díaz 80’), Higuera, Adrián; Marti (A), Malote; Borja Pascual (A) (Juancho 69’), Izan; Cuéllar (Cortázar 77’) (A) y Christian.
GOLES 0-1 Christian (9’); 1-1 Abel Molinero (penalti) (98’).
ÁRBITRO Barranquero Sánchez.
INCIDENCIAS Municipal del Val, unos 350 espectadores.
Los Importantes 2022/2023
ALCALÁ
URSARIA
3. Abel Molinero 3.
2. Javi Jiménez 2.
1. De Pedro 1. Marti
E: Carlos Pérez Salvachúa 2 E: Joselu 1
Á: Barranquero Sánchez 0
Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí