Publicidad
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

una de las muchas frases en torno al mundo del fútbol, dice eso de que “un derby es siempre un partido especial”. Los partidos entre equipos con rivalidad, suelen tener un punto más de intensidad y agresividad, y por ahí se suele perder calidad en el juego. Pero no fue el caso de este Alcalá-Torrejón, un partido siempre especial por la rivalidad entre vecinos, pero que esta vez resultó muy descafeinado.

Y eso que el partido parecía tener muchos alicientes. Para empezar, los franjiblancos llegaban sin entrenador titular, tras la destitución de Emilio López Amado el pasado miércoles, dirigiendo a los torrejoneros un hombre de la casa como Javi Pérez, de forma interina. También era el regreso a la que fue su casa de seis futbolistas del Torrejón, cinco de ellos criados en la cantera rojilla. En el bando contrario, formaba de inicio Moyano, torrejonero él; siendo el hoy capitán Garci el único jugador local que sabía lo que vestir la camiseta de su rival de esta tarde.

El partido comenzó con una novedad táctica en los locales. Salvachúa modificó su esquema habitual, pasando a jugar con tres centrales y tres puntas; buscando con ello el gol perdido en su equipo, dándole una vertiente más ofensiva a su equipo. Eso sí, el técnico jugó sin un nueve nato. Enfrente, el temporal Javi Pérez, alineó el otrora clásico 4-4-2.

Futbolísticamente, como decimos, no fue un gran partido. A pesar de que los dos equipos querían jugar en un campo grande, ninguno de los dos equipos logró someter al contrario. El balón pasaba más por los pies de los jugadores locales, frente a un Torrejón más vertical, que enseguida buscaba que el balón llegara a los dos puntas, jugando por dentro.

Dado este desarrollo del juego, se vieron pocas ocasiones claras de gol. A los dos equipos les costaba un mundo superar a la defensa rival, pareciendo las áreas territorio prohibido. Manolo y Aarón vivían plácidamente, puesto que los centrales solían anticiparse a los movimientos de los delanteros, cortando toda acción de peligro antes de que los guardametas tuvieran que intervenir.

Pero el partido pudo ser muy diferente. A los ocho minutos, el Torrejón tuvo la opción más clara de todo el primer tiempo (y prácticamente del partido), tras un balón colgado que le cayó a Fer Díaz en el área chica, muy cerca de la línea. Pero el ex del Paracuellos pareció despejar más que rematar, cuando ya más de uno celebraba el 0-1 en una acción muy muy clara. Por el Alcalá la tuvo Abel Molinero en un disparo desde fuera del área, y Tito de cabeza, tras un buen centro de Noman.

Todo apuntaba al 0-0 al descanso (y prácticamente al final), cuando en el último minuto del tiempo reglamentario, Conde Clemente decretó penalti a favor de los locales, por una mano de Rubén García dentro del área. La acción fue muy protestada por la expedición visitante, al entender que el seis torrejonero tenía la mano pegada al césped al tirarse para cortar la acción. La pena máxima se encargó de ejecutarla Abel Molinero, logrando engañar a Aarón, un especialista parapenaltis como bien sabía la parroquia local.

Esta vez si que pudo denominarse al gol de Abel Molinero como psicológico. Tras el paso por vestuarios, el Torrejón acusó mucho el verse por debajo en el marcador. De inicio, el Alcalá se mostró muy superior, con más balón, y sobre todo jugando en campo contrario, creando peligro, demostrando una vez más porqué es el equipo menos goleador del grupo. Los de Salvachúa crearon ocasiones más que de sobra para sentenciar el partido, pero no lograban finalizar. Muchas fueron las situaciones de área que crearon los rojillos, que sin embargo acaban marchándose fuera, o sin tan siquiera finalizar. Enfrente, Manolo veía plácidamente el choque como si fuera un espectador más, ya que el Torrejón ni se asomaba al área, ni apenas jugaba en campo rival.

En el tramo final cambió un poco la decoración del partido. En los últimos 10-15 minutos (contando el descuento), el Torrejón salió de la cueva, y dio un paso al frente, ganando metros sobre el césped. Todos los que retrocedió el Alcalá, que comenzó a pensar más en proteger su valioso botín que en buscar la sentencia. Los dos laterales, que apenas se habían alineado con los centrales durante todo el partido, retrasaron su posición hasta la línea defensiva. Además, Salvachúa introdujo en el campo los dos puntas que tenía en el banquillo, buscando fijar a la defensa torrejonera, para evitar que los franjiblancos ganaran más metros.

Pero el dominio territorial de los torrejoneros, no sirvió de nada. El Alcalá demostró ser una roca defensivamente, no concediendo una sola ocasión a su rival, reencontrándose así con la victoria, sumando una nueva portería a cero más, y van seis en los últimos siete partidos. Por su parte, el Torrejón, volvió a marcharse de vacío como visitante, aunque al menos logró cortar la sangría de goles encajados en sus últimos desplazamientos.

ALCALÁ Manolo Delgado (A); Javi Jiménez (A), Ángel Moreno (A), Moyano; Tito (A) (Huelves 55’), Aitor Monroy (A), Macho, Dani Navarro; Abel Molinero (A) (Hervías 82’), Garci (Manu Toledano 82’) y Noman (Jorge Sánchez 68’).
TORREJÓN
Aarón; Fran Sánchez, Boriba, Benítez, Dani López (Diego Moral 80’); Yerpes, Rubén García (A) (Nachete 65’), Iván Fernández (Dani Ro 80’), Fer Díaz; Rubén Moreno (Menéndez 72’) y Álex Fernández (A) (Javi Redondo 65’).
GOLES 1-0 Abel Molinero (penalti) (45’+3’).
ÁRBITRO Conde Clemente. Expulsó al jugador visitante Fran Sánchez, una vez que había finalizado el partido.
INCIDENCIAS Municipal del Val, unos 350 espectadores.
Los Importantes 2022/2023
ALCALÁ
TORREJÓN
3. 3.
2. Abel Molinero 2.
1. Ángel Moreno 1. Boriba
E: Carlos Pérez Salvachúa 2 E: Javi Pérez 1
Á: Conde Clemente 1
Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí