Publicidad

cuantas veces habremos oído eso de “hasta que el árbitro no pita el final, el partido no ha terminado”. Y es lo que ocurrió en el la tarde del sábado en El Val, donde el Alcalá volvió a sumar de tres, gracias a un gol en la última jugada de Izan. Un final de partido que recordó y mucho al de hace diez años entre estos dos mismos equipos, en tiempos de Segunda B, con un gol maradoniano de Jacobo Ynclán, también en tiempo de descuento, en la misma portería, que también acabó 1-0.

Vistos los méritos de unos y otros, quizá lo más justo hubiese sido un empate. El partido tuvo un tiempo para cada uno, pero ninguno de los dos equipos fue un torrente de fútbol que arrasara al rival. Las ocasiones (pocas) más claras fueron para el filial, que incluso se topó con el palo.
Aunque la primera mitad fue para los visitantes, de inicio saltaron mejor los rojillos, de nuevo con el 4-1-4-1 de Majadahonda. Con algo más de balón en los diez primeros minutos, aunque pronto se vio que los dos equipos se lo iban a tomar con calma. Ambos dejaban jugar al contrario, sin presionar, lo que hacía que los dos tocaran el balón con tranquilidad, buscando crear superioridad y crear algún agujero, esos que siempre permiten las dimensiones de El Val.

Poco a poco, el Rayo B se fue adueñando del balón y del partido. Los de Ángel Dongil evitaban jugar en horizontal, aunque tampoco tenían mucha profundidad. Y precisamente, con un balón en profundidad entre líneas, tuvo la primera del partido Illies, que estrelló el balón en el lateral de la red junto al poste. Diez minutos después, de nuevo Illies a servicio de Aguirre rozó el gol, cruzando el balón ante Aarón, en una acción en la que el balón se marchó por milímetros y que hizo a más de un componente de la expedición visitante celebrar el tanto. De nuevo, diez minutos después, entre Aguirre e Illies volvieron a cocinar el 0-1, que no llegó por caprichos del fútbol. Cumplida la media hora, Illies recibió dentro del área y remató, estrellando el cuero en el palo. El balón suelto le cayó a Aguirre, también en el interior del área, estando a punto de lograr un golazo. El siete envió el balón a la escuadra, hasta donde voló Aarón para meter una mano salvadora que le hizo llevarse la ovación de la tarde. Por parte cervantina, la única opción real de marcar la tuvo Garci con un disparo que se le marchó rozando el palo.

Como lo vería Jorge Martín de San Pablo, poco amigo de los cambios, que tras el descanso introdujo un triple cambio. Cierto es que alguno de sus efectivos se retiró con molestias, pero el caso fue que Ángel, Dani Ponce y De Pedro dejaron su sitio a Jaime, Izan y Adri, sin variar su esquema, ya que fueron todo hombre por hombre.

Y ya fuera por los cambios o no, lo cierto fue que el sino del partido cambió. El choque se tiñó de rojillo. Al igual que el filial en el primer tiempo, sin ser una apisonadora, pero mandando sobre el césped y jugando en campo rival. De hecho, nada más salir ya tuvo opción Hervías de adelantar a los suyos con un remate a media vuelta, atrapando Quintela.

Se veía que el partido iba a ir por otros derroteros, pero Ángel Dongil parecía conforme con el rendimiento de los suyos. Aunque los vallecanos perdieron el dominio, lo que no le perdieron fue la cara al partido. Apenas se asomaban al marco defendido por Aarón, pero sabían aguantar y sobre todo, no dejaron mostrara al Alcalá todas sus cualidades ofensivas. Aún así, Garci y Jaime tuvieron el 1-0 en sus botas, no logrando su objetivo.

Todo apuntaba al 0-0 final, hasta que llegaron los escasos tres minutos de prolongación (de hecho el colegiado amonestó al delegado de campo por protestarle un descuento tan corto). Sin embargo, los tres minutos dieron para mucho. Primero pudo llevarse la victoria el filial de la franja, en una acción personal de Diego, que finalizó con un disparo raso cruzado, que tocó lo justo Aarón para enviar a córner. Y después, en la última jugada del partido (el Rayo B sacó de centro y se pitó el final), Izan se fue dos veces de Sergio y Héctor por la derecha, y chutó desde la frontal del área. Un remate con mucha calidad, fuerte, a media altura, ajustando el balón al segundo palo, donde no pudo llegar Quintela, haciendo estallar El Val.

De este modo, el Rayo Vallecano B pierde la imbatibilidad esta temporada; una imbatibilidad que mantiene el Alcalá en su estadio, donde tampoco ha recibido ningún gol en lo que llevamos de temporada.

ALCALÁ Aarón; Huelves (A), Jose Ángel, Luis Enrique, De Pedro (Adri 46’) (A); Favio; Dani Ponce (Jaime 46’), Ángel (Izan 46’) (A), Chato (A), Garci; y Hervías (Alan 71’).
RAYO VALLECANO B
Quintela; Pablo, Bolo (A), Gimeno, Sergio; Arratia, Diego Méndez, Manu Navarro; Aguirre (Héctor 80’), Illies, Joselu (Diego Lorenzo 67’).
GOLES 1-0 Izan (93’).
ÁRBITRO Sánchez Jiménez. Amonestó al delegado de campo, Roberto Luque. En el segundo tiempo permitió al vallecano Illies jugar con una camiseta con el dorsal dos, tras rompérsele la camiseta.
INCIDENCIAS Municipal del Val, unos 400 espectadores. Presidió el partido Paco Díez, presidente de la RFFM.
Los Importantes 2021/2022
ALCALÁ
RAYO B
3. 3.
2. Izan 2. Aguirre
1. Jaime 1. Illies
E: Jorge Martín de San Pablo 2 E: Ángel Dongil 2
Á: Sánchez Jiménez 1
Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí