Publicidad

deslucido derby alcalaíno, entre RSD Alcalá y AD Complutense. El feudo rojillo acogió el cuarto enfrentamiento entre ambos, el que probablemente fue el peor partido disputado entre ellos.

Y eso que empezó movido, prometiendo lo que parecía que iba a ser un encuentro vibrante. Nada más arrancar el partido, cuando apenas se habían disputado dos minutos de juego, Izan adelantó a los locales, con todavía público entrando en las gradas. El ocho rojillo, en estado de gracia, volvió a marcar un gol decisivo (suma tres en los tres partidos disputados en 2022), con el picante añadido de tratarse de un derby de su localidad natal. Como decimos, con apenas dos minutos transcurridos, Garci centró desde la banda diestra, cerca de la línea de fondo. El balón fue hacia el primer palo, donde el menudo delantero rojillo le ganó la partida a la zaga visitante, enviando el balón al fondo de la portería con un gran salto y un buen remate de cabeza.

Sin apenas haber comenzado el partido, el Complutense se veía por debajo en el marcador, algo que afectó en demasía al equipo de Ernesto Gallardo, que durante la primera media hora se mostró totalmente grogui. Los visitantes apenas mostraban nada sobre el inmaculado césped de El Val (aunque la banda de la grada del río tenía alguna parte helada), ante un Alcalá que tampoco forzaba la máquina. Los de Jorge Martín de San Pablo querían más el balón, y jugaban en campo contrario, aunque apenas lograban percutir sobre el área rival. Izan tuvo el segundo a los diez minutos, con un remate desde el interior del área, que atrapó bien Paul. Después, fue Chato el que buscó el gol olímpico, en uno de los innumerables córner del primer tiempo, topándose también con el cancerbero blanquirrojo.

Pasada la media hora de partido, reaccionó el Complutense. Ganando metros sobre el césped, y sobre todo en precisión y empuje. Los visitantes tenían más intenciones, liderados por Del Valle desde la banda derecha, que en su regreso a El Val, generó todo el peligro de su equipo en la primera mitad. Primero asistiendo a Manu Ruiz desde la línea de fondo, repeliendo Degre a bocajarro, en una acción en el interior del área en el que los visitantes reclamaron penalti. Más tarde, ya en tiempo de prolongación, el propio Del Valle se plantó solo ante Degre, que con dos intervenciones salvó a los suyos. El meta le sacó una gran mano al lateral en el mano a mano, repeliendo después el disparo de Imanol tras el rechace, en lo que fue lo último a destacar en el primer tiempo.

Tras el paso por vestuarios, cada entrenador realizó un cambio, con aires ofensivos. Gallardo retiró a uno de sus centrales (el amonestado Corral), para dar entrada a un jugón como Alamancos, pasando a defender con cuatro atrás. Por su parte, Jorge Martín de San Pablo dio entrada a Hervías por Alonso, aunque sin variar su esquema, pasando Izan a la banda izquierda.

Prometía la segunda parte mejorar a la primera (tampoco era muy complicado), pero fue más un deseo que una realidad. El partido se embarulló, y apenas pasaba nada. El juego no tenía continuidad ni ritmo, aunque si se jugaba a una gran intensidad, como suele pasar en partidos de rivalidad. El choque se convirtió en un lento pasar de minutos, en el que el Complutense tenía más intención que fútbol, ante un Alcalá que parecía jugar con el freno de mano pensando en que el miércoles hay que volver a competir.

Viendo que nada sucedía, y que qué no pasaran cosas perjudicaba a los suyos, Ernesto Gallardo movió rápidamente el banquillo buscando más movilidad. Y aunque mejoraron los visitantes, lo cierto era que esa mejoría no se traducía en situaciones de peligro. Los hombres de ataque visitantes no lograban conectar con el balón, por lo que no lograban crear peligro, ante un Alcalá que tenía muchas menos noticias en ataque, ya que apenas llegaba al área rival.

A última hora, tuvo el Complutense tres acercamientos con peligro, para no marcharse de vacío. Primero con un balón al espacio de Barroso que acabó rematando defectuosamente ante la media salida de Degre. Poco después, fue Pancorbo (acabó el partido de delantero) el que cazó un balón suelto, rematando muy desviado. Por último, la más clara fue para Dani García ya en tiempo de prolongación. El lateral buscó el gol olímpico, estrellando el balón en el larguero tras rozar Degre el balón.

Con el balón al travesaño de los visitantes acabó el primer partido del 2022 para el Complutense, al que tras descansar este miércoles, le esperan cinco semanas jugando miércoles-domingo. Por su parte, el Alcalá continúa con su pleno de triunfos en este 2022, lo que le reafirma en los puestos de privilegio.

ALCALÁ Degre; Huelves (A), Jose Ángel, Luis Enrique, De Pedro; Favio (A); Garci, Chato (A), Alonso (A) (Hervías 46’); Izan (Jaime 87’) y Dani Ponce (Tanque 67’).
COMPLUTENSE
Paul; Del Valle (A), Corral (A) (Alamancos 46’), Miguelón, Pancorbo, Mario; Isra (Barroso 56’), De Prada (Jorge Sánchez 65’), Imanol (Dani García 78’); Garci; Manu Ruiz (De la Cuerda 65’).
GOLES 1-0 Izan (2’).
ÁRBITRO Bordons Romero. Amonestó al técnico visitante, Ernesto Gallardo.
INCIDENCIAS Municipal del Val, unos 600 espectadores.
Los Importantes 2021/2022
ALCALÁ
COMPLUTENSE
3. 3.
2. Izan 2.
1. Degre 1. Del Valle
E: Jorge Martín de San Pablo 1 E: Ernesto Gallardo 1
Á: Bordons Romero 1
Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí