Publicidad

Foto: herculescf.es

Sin lugar a dudas, al Unión Adarve le tocó el coco del sorteo, al menos históricamente hablando. Aunque desde el cambio de milenio el Hércules ha deambulado más por la ya desaparecida Segunda B, el histórico equipo alicantino es un habitual del fútbol profesional. Tanto, que en la clasificación histórica de Segunda, los blanquiazules ocupan el quinto puesto gracias a sus 43 temporadas en la división de Plata. De Primera, su puesto es el 28, con veinte temporadas, más de las que tienen Rayo Vallecano y Getafe. Es más, en este año de su centenario, es la primera vez que el Hércules milita en la cuarta categoría del fútbol español.

Vistos esos datos, si la historia jugara, el Unión Adarve no solo no tendría nada que hacer, sino que recibiría una humillación en forma de goleada histórica. Sin embargo, esto se le puede volver en contra a los alicantinos, concebidos con el único objetivo de ascender esta temporada a Primera RFEF, para el año que viene ascender a Segunda A. Una presión añadida, a la que hay que sumar el hecho de que al jugarse en su propio estadio, todo lo que no sea lograr la clasificación para la final significará poco menos que un ridículo y un bochorno para la afición blanquiazul. Una afición blanquiazul, que por lo visto en redes sociales, parece ser que no arropará del todo a su equipo, al menos en esta primera eliminatoria.

Deportivamente hablando, no llega precisamente en su mejor momento el equipo dirigido por el madrileño Sergio Mora. A pesar de que acumulan siete jornadas sin perder, los alicantinos tan solo han ganado uno de los últimos seis partidos, y eso que los dos últimos (saldados con empate) los ha jugado ante equipos ya descendidos como Toledo y Marchamalo. Precisamente frente a los alcarreños lograron su último triunfo fuera de casa, en la última jornada de la Primera vuelta. Aquel de La Solana, fue el último de una magnífica racha de seis victorias consecutivas, que consagró a los blanquiazules como campeones de invierno. Desde entonces, una caída totalmente inesperada, al haber ganado tan solo cinco encuentros en toda la segunda vuelta, en la que no han enlazado dos victorias consecutivas. Eso sí, por un solo punto, pero mejoran la segunda vuelta de los del Barrio del Pilar.

En cuanto a la plantilla, como ya comentamos anteriormente, el capitán del barco es un madrileño Sergio Mora, sobradamente conocido en su etapa como jugador, tras vestir las camisetas de Rayo, Getafe y Alcorcón B. En la faceta goleadora, no destaca ningún jugador por encima de otro, ya que sus dos máximos goleadores tan solo suman siete dianas cada uno (Aketxe y el canterano Raúl González). En líneas generales, se trata de una plantilla veterana y contrastada, con futbolistas con mucha experiencia sobre todo en Segunda B y en Segunda A. Y gente que ha pasado por el fútbol de Madriz como los ex castillistas Raúl Ruiz y el portero Jesús Fernández; Borja Díaz (Fuenlabrada, Sanse, Majadahonda…), Bikoro (Alcalá y Sanse), y el onubense Chuli que defendió las camisetas de Getafe y Leganés.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí