Publicidad
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Dicen que los derbys (aunque en este caso es más bien un partido de rivalidad), son especiales. Partidos diferentes al resto, con mucha tensión e intensidad. Y en este Adarve-Navalcarnero hay que sumarle tres goles, cuatro expulsiones, y como suele ser habitual en un partido así, polémica arbitral.

A pesar de estar empezando sus carreras en los banquillos como aquel que dice, ambos entrenadores afrontaron el choque a la antigua usanza, con el otrora clásico 4-4-2 por ambos bandos, pero con sus matices. Mientras que el técnico local alineaba a dos nueves puros, buscando más contención por la banda al alinear a un central (Álvaro López) como lateral. Enfrente, Pablo Álvarez puso de acompañante Álex Gil de acompañante de Ian González en la punta de ataque, en un once en el que destacó la novedad del cancerbero Álex Fernández que debutaba esta temporada.

De primeras, el choque cumplió con las expectativas. El Navalcarnero sobaba y sobaba el balón, ante un Adarve replegado, que pensaba más en que el balón no circulara por los pies del contrario que en otra cosa, esperando a los visitantes en un contragolpe o en un balón parado.

Empezaba el choque con los llamados minutos de tanteo, hasta que el equipo visitante tuvo dos inclusiones por la banda izquierda, tirando hacia el centro, que resultaron letales. En la primera, Ian González asistió a Miki Muñoz, estrellando éste el balón en la cruceta. Poco después, al cumplirse el cuarto de hora, llegó la acción que marcaría el resto del partido. Lobato entró por detrás a Álex Gil, siendo este el último hombre. Carbajales Gómez no dudo, y a pesar de que el balón no estaba en los pies del delantero navalcarnereño, expulsó con roja directa al central rojinegro. Y justo en esa acción, Hugo Esteban adelantó a los de Pablo Álvarez con un lanzamiento directo, en el que Guille pudo hacer algo más.

Se le puso muy cuesta arriba el partido al equipo de Manu González Millán, que reestructuró a los suyos inicialmente con Albur en el lateral, manteniendo arriba a los dos puntas, con tres hombres en el centro del campo. El plan no le funcionó al técnico adarvista, que veía como el Navalcarnero seguía jugando a su antojo, aunque con poca verticalidad. Daba la sensación de que si los forasteros daban un paso al frente y buscaban sangre, la encontrarían. Debido a ello, antes del descanso, el técnico local introdujo el primer cambio del partido, retirando a Carbonell para dar entrada a Pablo Rojo. De este modo, los del Barrio del Pilar volvían a formar con cuatro en el medio, pasando Calleja a la banda derecha como en sus tiempos mozos. Todo a costa de renunciar a un punta, aún perdiendo, aunque a decir verdad, los dos nueves locales no estaban entrando en juego. Caprichos del fútbol, al minuto del cambio de sistema, Segovia estuvo a punto de empatar, estrellando un balón en el palo, que muchos vieron dentro por aquello del efecto óptico. Una jugada no sin polémica, en la que el Adarve reclamó penalti por mano de Uña, no entendiéndolo así el colegiado al golpear primero el balón en la cabeza del central. Todo ello, al filo del descanso.

Tras el paso por vestuarios, la decoración del partido cambió. El Navalcarnero seguía sin tener prisa, aunque esta vez sin balón. Los locales se hicieron con la posesión, pero al igual que su rival en el primer tiempo, era una posesión estéril. Los rojinegros jugaban en horizontal y sin profundidad, ante un Navalcarnero bien plantado, que a pesar de no tener el balón, no sufría.

De este modo, el segundo tiempo fue pasando con más pena que gloria, con pocas cosas que llevarse a la boca. Miñambres tuvo el empate a uno cinco minutos antes de ser expulsado, pero el balón se le fue desviado a la izquierda del debutante Álex Fernández.

A poco menos de diez minutos para el final, llegaría la segunda expulsión en el Unión Adarve, lo que terminó de sentenciar el partido. Miñambres fue expulsado por roja directa por una dura entrada a la altura del banquillo visitante. Fruto de esa acción, también fue expulsado el técnico visitante (que ya estaba amonestado previamente), teniendo que ver el resto del partido desde la grada, al igual que un Manu González Millán que había sido expulsado unos minutos antes.

Once para nueve, el Navalcarnero hizo una lectura muy inteligente del partido. Sin ya nada que perder, en los últimos minutos los lobos se volcaron definitivamente. Ello, unido a la doble inferioridad numérica, provocó que hubiera mucho hueco atrás (por momentos los locales cerraban con dos), lo que dejaba el partido en bandeja para que los forasteros machacaran a la contra, como así fue. Al correr del último minuto, en un tres para dos, Adri Castro asistió a Kun, para que a puerta vacía, éste hiciera el 0-2. Y ya en tiempo de prolongación, el propio Kun recibió en el centro del campo tras un saque de puerta, corrió en dirección portería, batiendo a Guille en su media salida con un balón elevado, con el que acabó el partido.

UNIÓN ADARVE Guille; Álvaro López (A), Juanma, Lobato (R 17’), Miñambres (R 81’); Albur, Calleja (Luis Molina 73’), Cidoncha (Dani González 64’), Pineda; Carbonell (Pablo Rojo 38’) y Dani Segovia (Fer Harta 64’).
NAVALCARNERO
Álex Fernández; Calarge (A), Uña, Elo, Ocaña (A); Luis Lara (Kun 28’), David Rodríguez (Martín Pérez 46’), Miki Muñoz, Hugo Esteban (Adri Castro 72’); Álex Gil (Simón Carrero 72’) e Ian González (David Sánchez 83’).
GOLES 0-1 Hugo Esteban (18’); 0-2 Kun (89’); 0-3 Kun (93’).
ÁRBITRO Carbajales Gómez, colegio asturiano. Expulsó con roja directa al entrenador del Unión Adarve, Manu González Millán; y al del Navalcarnero Pablo Álvarez, al que antes había mostrado amarilla.
INCIDENCIAS Vicente del Bosque, unos 500 espectadores.
Los Importantes 2022/2023
ADARVE
NAVALCARNERO
3. 3. Kun
2. 2. Hugo Esteban
1. Cidoncha 1. Miki Muñoz
E: Manu González Millán 1 E: Pablo Álvarez 2
Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí